4.516 cicloturistas han participado en la Quebrantahuesos de 2003.

2003062121 llegada.jpg

La Clásica Cicloturista Internacional Quebrantahuesos, organizada por la Peña Ciclista Edelweiss, volvió a ofrecer de nuevo un auténtico espectáculo en su decimotercera edición. En esta ocasión no se batió el récord de participación, establecido el año pasado en 4.592 participantes, aunque se alcanzó una alta cifra de cicloturistas que se decidieron a quebrar sus huesos en esta prueba. Nada más y nada menos que 4.516 osados tomaron la salida en Sabiñánigo a las ocho de la mañana, con una refrescante brisa.

Cinco horas y 59 minutos más tarde, el asturiano Iván Santurde cruzaba en primer lugar la línea de meta en lo alto de la última rampa del circuito. Así se iniciaba el rosario de ciclistas que se prologaría desde las dos de la tarde hasta varias horas más tarde. Pocos son los que lucharon por ganar la carrera, pero la gran mayoría triunfó al cruzar la línea de meta, en un ejercicio de superación inconmensurable. Y la verdad es que lo que menos importa son los resultados. Bajo un sol de justicia, poder contar ?yo terminé la Quebrantahuesos? supone un honor para los cicloturistas participantes.

La mayoría de los héroes de la carrera destacaron el alto del Portalet como la ascensión más dura, debido al esfuerzo realizado y a los 29 kilómetros que posee este puerto. Otra de las zonas críticas de la prueba se situaba a la salida de Biescas. En ese descenso final el aire caliente con el que se topaban los diseminados ciclistas provocaba una sensación de ahogo que a más de uno le costó más sufrimiento del debido.

Y muchos de ellos coinciden en una cosa al desmontarse de su máquina: ?El año que viene no vuelvo?, comentaba un ciclista zaragozano, ?pero cuando pasa una hora, cambias de opinión y decides volver por todo lo que vives y por los amigos que haces dentro de la carrera?.

En la Quebrantahuesos se pueden hacer amistades muy diversas. No en vano, entre los participantes de esta edición, encontramos personas venidas de Texas y California, en los Estados Unidos. Este es un ejemplo de la importancia y relevancia internacional de esta competición. Entre la lista de ciclistas también encontramos personas venidas de lugares como Andorra, Francia, Italia (fijos en esta carrera), Eslovaquia, Holanda o Gran Bretaña. Y sobre todo, se ven ciclistas españoles. La provincia mejopr representada en esta edición fue Guipúzcoa, con 739 participantes, seguida de Barcelona con 591 y los 464 ciclsitas procedentes de Vizcaya.

Entre los alicientes más destacados también se encontraba la posibilidad de correr junto a dos grandes estrellas del ciclismo internacional de los últimos tiempos: Fernando Escartín y Abraham Olano. El primero recibió el homenaje de sus vecinos y compañeros de afición. El segundo estuvo secundado este respaldo, aunque también se llevó un reconocimiento por su participación. Ambos terminaron la carrera, demostrando el oficio que aún tiene en sus piernas. Y no lo hicieron nada mal, ya que el biesquense terminó en el puesto 58, inmediatamente seguido por el guipúuzcoano, como gregario de lujo.

CLASIFICACIONES

Además del asturiano Santurde, que se impuso en la general, también hubo otros ocho ganadores, atendiendo a sus categorías. Así pues, Ester Hernández repitió victoria en la categoría de damas de 18 a 34 años, con un tiempo de 7 horas y 21 minutos. Casi una hora menos empleó la vencedora en la otra categoría de damas, de 35 años en adelante. Con un tiempo de 6:32 la belga Eliane Cavchie se alzó con el primer puesto de su categoría.

En cuento a la participación masculina, Jonatan Correa se impuso en la categoría de 18 a 24 años, parando el crono en 6 horas y 18 minutos. El segundo clasificado en la carrera, Múgika Uráin se llevó el primer puesto en la categoría entre 25 y 34 años. El vasco fue el campeón en la categoría que este año ganó el anteriormente mencionado Correa.

Entre los 35 y los 44 años fue el madrileño José María Díaz el primer clasificado, marcando 6 horas y ocho minutos. Eulogio Moya, con 6:26 se impuso en la categoría de 45 a 54 años, mientras que Manel Iglesias hizo lo propio en la calsificación de 55 a 64 años, con una distancia de cinco minutos respecto a Moya. En la última clasificación que alberga desde los 65 años en adelante Agustí Fonts Mauiri se ha hecho con la victoria con un tiempo de 8 horas y 55 minutos.

GALARDONES ESPECIALES

El club con más participantes en esta edición ha sido Zarabici con un total de 65 inscripciones, a éste le han seguido el Club Ciclista Oscense con 48 y la Peña Ciclista Edelweiss con 42. En menciones a los clubs participantes hay que destacar al más lejano, con más de 4 participantes, que ha sido el Setem Frates de Ceuta.

Como viene siendo tradicional en esta marcha, la Peña Ciclista Edelweiss también quiere premiar a los más jóvenes y veteranos que se apuntan a realizar esta carrera así como a los primeros aragoneses en cruzar la línea de meta. Este año estos premios se han repartido de la siguiente manera:

El más joven ha sido Daniel Plaza Bonilla de 18 años y del Club Ciclista Villanova.

La más joven ha sido Gurutze Altuna Madina de 25 años de Ordizia K.E.

El más veterano vuelve a recaer en Ramón Font Badia de 75 años que ya fue el más veterano de la pasada edición.

La más veterana ha sido Catalina Aleix moreno del PC Albal de 56 años.

El primer aragonés ha sido Manuel Domingo Prieto del Club Ciclista Peña Los Conejos.

La primera aragonesa ha sido María Jesús Bernad Usón del Club Ciclista Tubular.

Comentarios