Aragón cuenta con unos 50.000 habitantes extranjeros, lo que supone un 3,7% de los ciudadanos aragoneses

La Comunidad aragonesa cuenta con unos 50.000 extranjeros, lo que supone un 3,7 por ciento de los ciudadanos aragoneses. De ellos, 27.973 tenían permiso de residencia en el primer semestre de 2002, de los cuales 23.245 están dados de alta laboral en la Seguridad Social, una cifra que muestra un incremento de 2.972 extranjeros con respecto al año anterior, según datos de la Delegación del Gobierno para la Extranjería y la Inmigración.

Así se recoge en un estudio realizado por la Oficina para la Inmigración del Departamento de Salud, Consumo y Servicios Sociales del Gobierno de Aragón que analiza la inmigración desde los puntos de vista demográfico, cultural, social y económico y que ha sido presentado con motivo de la celebración del Día Internacional contra el Racismo mañana.

En este acto, Alberto Larraz, consejero de Salud, Consumo y Servicios Sociales del Gobierno de Aragón, subrayó la importancia de la integración y la interculturalidad y comentó que "este año se está estabilizando la entrada de inmigrantes". Respecto a este fenómeno dijo "la Ley de Extranjería no facilita ni la normalización de los inmigrantes ni el agrupaimeitno famliar".

Por su parte, Adolfo Cajal, secretario general técnico del Departamento, ha destacado que "Aragón se ha convertido una tierra de acogida" y que la comunidad está viviendo "una entrada de recursos humanos sin precendentes".

Del mismo modo, apuntó que existe ya una nueva generación de aragoneses que han nacido en el seno de familias inmigrantes e indicó que el año pasado se produjeron 1.000 nacimientos en estas familias.

El estudio afirma que en el curso 2002-03 se ha producido un incremento de 1.750 alumnos matriculados en esta comunidad, situándose en 6.519. Además, 2.889 adultos están matriculadas en aprendizaje de idioma. En cuanto a la formación de los jóvenes inmigrantes que llegan a la comunidad aragonesa, Cajal resaltó que el 66,5 por ciento supera el nivel de estudios primarios. En cuanto al número de tarjetas sanitarias, del informe se desprende que 44.391 disponen de ella, según datos del 15 de noviembre de 2002.

El informe indica que el Padrón Municipal de la ciudad de Zaragoza para el 1 de enero de 2002 recoge la presencia de 25.055 inmigrantes, casi el 70 por ciento de la población inmigrante que vive en Aragón reside en la capital aragonesa. Según el régimen de residencia, el 77 por ciento corresponde al régimen general y en 23 por ciento al comunitario. En 2002, en Aragón se presentaron 3.953 solicitudes de permisos de personas extranjeras y de ellas, 2.136 correspondían a permisos de trabajo y residencia, 300 a permisos de régimen comunitario, 656 a permisos de residencia no laboral, 48 a tarjetas de estudiantes y 813 a otras solicitudes.

En relación de la distribución de la población extranjera por sexo, la inmigración en Aragón es mayoritariamente masculina, puesto que el 62,7 por ciento de los extranjeros con permiso de residencia son varones. En general, la población inmigrante es joven. De hecho, el 88,9 por ciento está en edad laboral, según datos de 31 de diciembre de 2001.

En cuanto a su actividad económica, casi un tercio de los inmigrantes se dedica a la agricultura y un 13,5 por ciento al servicio doméstico. En 2001 se observaron tendencias de cambio de procedencia de los inmigrantes, fundamentalmente se ha incrementado el número de las personas que vienen de Ecuador y Colombia. Aunque también destaca la población magrebí, que representa el 65,4 por ciento de los inmigrantes en Aragón.

ACTITUD DEL GOBIERNO DE ARAGÓN

En su intervención, Adolfo Cajal señaló también que el Ejecutivo autónomo realiza diversas iniciativas dirigidas a este colectivo, como programas de asesoramiento jurídico, orientación a la vivienda de alquiler y programas de integración; así como la creación de la Comisión Interdepartamental.

Además, aseguró que el Gobierno aragonés quiere "mantener la actitud de acogida de los nuevos aragoneses" y garantizar su participación "a través de sus propias asociaciones constituyéndose el Foro de Inmigración, en el que se reúnen con entidades sociales que trabajan con ellos y con representantes de los distintos departamentos del Gobierno autónomo y de la Administración local".

Comentarios