Éxito en la gala benéfica "Cuatro en pasarela" en Barbastro

2003031516 pasarela.jpg

Alrededor de 400 personas participaron en el evento ?Cuatro en pasarela? -impulsado por cuatro comercios barbastrenses, -Chaca Sport, Cobre, Fábula y Sonia- y cuyos fondos irán destinados a reforzar las actividades de la Asociación contra el Cáncer de Barbastro. Los organizadores de la gala benéfica, que tenía lugar este viernes en el recinto ferial de Barbastro, se han mostrado satisfechos con el resultado obtenido.

El acto comenzaba poco después de las 21:00 horas. Media hora antes ya se iban ocupando las mesas distribuidas alrededor de la pasarela que se elevaba al fondo del pabellón del recinto ferial. El desfile de moda ocupó la primera parte de la gala. Como antesala, un cocktel de bienvenida y una actuación de adolescentes que formaban parte de distintos grupos de gimnasia y ballet de la ciudad.

La cena fue amenizada por el cuarteto de música Edelweiss, que ofreció piezas clásicas. Pasada la medianoche concluía la gala. El pabellón se fue desalojando progresivamente, con gran satisfacción manifestada por Nacho Bernad, uno de los organizadores de?Cuatro en pasarela, que ya han acordado repetir este gesto solidario el próximo año.

Esta semana, una vez efectuado el recuento de los fondos recaudados y abonados los gastos, los comercios integrantes de ?Cuatro en pasarela? entregarán el cheque de los mismos a la presidenta de la Asociación contra el Cáncer de Barbastro, Carmen Guiral, que se ha mostrado muy satisfecha con el resultado y la solidaridad de la gente.

La presidenta de la Asociación contra el Cáncer en Barbastro explica que el dinero recaudado va a ir destinado a la realización de nuevos cursos, aunque el proyecto más importante, -añade-, es ?la creación, en el Hospital de Barbastro, de una unidad de cuidados paliativos destinada a los familiares y enfermos de cáncer. La unidad estaría formada por un médico, una enfermera y un psicólogo, al igual que ocurre en el Hospital San Jorge de Huesca?.

El desfile estuvo a cargo de la empresa Magda Simó Y Toni Prim. Un espectáculo de luz y sonido y doce modelos profesionales (ocho mujeres y cuatro hombres) recrearon un mundo joven, pero al mismo tiempo sofisticado, con los modelos deportivos, infantiles y juveniles, de gala, de sport y de moda interior.

Bebés con faldones de bautizo, niños en día de colegio o de playa, chicos y chicas preparados para el deporte y la montaña o vestidos a tono para cualquier ceremonia, con una moda interior y exterior igualmente cuidada, mantuvieron el interés del público en un punto álgido desde el principio y hasta el final.

Comentarios