Aragón impulsa el Plan de Recuperación del Oso, pero no se plantea la introducción de más ejemplares

El Gobierno de Aragón continúa trabajando en la elaboración del Plan de Recuperación del Oso, que se inicio en el año 97, pero no se plantea la introducción de más ejemplares en el Pirineo Aragonés, según ha indicado el Jefe del Servicio de Especies protegidas, Manuel Alcántara. Se pretende acondicionar un hábitat ideal para la población osera, pero sin perjudicar a la ganadería. Desde la Mancomunidad Forestal Ansó-Fago se mantiene una postura contraria a este plan, señalado además que los fondos que llegan de Europa relacionados con los recursos naturales no se invierten en las zonas afectadas.

En la actualidad viven 6 osos en el Pirineo occidental. El Plan de Recuperación del Oso surge como consecuencia de la obligación legal de las comunidades autónomas para proteger las especies en peligro de extinción. Según Manuel Alcántara, desde la DGA se está intentando coordinar este plan con el de Ordenación de los Recursos Naturales, por lo que se va a tratar de acondicionar un habitat ideal para la población osera, pero incluyendo las condiciones necesarias para la ganadería. Es necesario realizar muchas actuaciones, según ha indicado Alcántara, como la mejora de accesos o el acondicionamiento de bosques.

El Gobierno de Aragón va a realizar una campaña informativa para recoger también las sugerencias de las zonas afectadas.

Por su parte, la alcaldesa de Ansó y presidenta de la mancomunidad Forestal Ansó-Fago, Joaquina Brun, ha mostrado su posición contraria a este plan de recuperación del oso, que ya se intentó poner en marcha hace unos años.

Joaquina Brun ha indicado que si el plan viene impuesto desde Bruselas, conllevará fondos europeos como los LIC, Lugares de Interés Comunitario. Ante esta situación la alcaldesa de Ansó ha reivindicado que estos fondos deberían invertirse en las zonas afectadas, algo que no está ocurriendo.

Comentarios