La cota máxima del Ebro en Zaragoza para esta noche

2003020606 alcala2.jpg

El Ebro alcanzará su máxima cota de crecida a su paso por la provincia de Zaragoza durante la noche del viernes y madrugada del sábado, en que alcanzará un caudal de 3.000 metros cúbicos por segundo y una altura de 5,77 metros, según la CHE.

El Gobierno de Aragón ha informado esta madrugada de que se mantenían en situación de alerta, pero sin novedades, las localidades zaragozanas de Pradilla del Ebro, Alcalá de Ebro y Cabañas de Ebro, donde se registraba a medianoche una crecida de 4,92 metros de altura y un caudal de 2.236 metros cúbicos por segundo.

Según los últimos datos facilitados a las 0.00 horas de hoy por la CHE, esta medianoche la situación había mejorado en Miranda de Ebro (Burgos), donde había un caudal de 460 metros cúbicos por segundo y 3,14 metros de altura.

En Mendavia (La Rioja), la crecida se había estabilizado y había pasado ya la hora punta, registrada la pasada tarde con unos datos de 1.199 metros cúbicos por segundo y 4,07 metros de altura.

En Castejón (Navarra), a las 22.00 horas de ayer, el río tenía una altura de 6,80 y un caudal de 2.595 metros cúbicos de agua, y dos horas después registraba una cifras descendentes al tener un altura de 6,78 metros y un caudal de 2.577 metros cúbicos por segundo.

MÁS CRECIDA

En Zaragoza es donde se espera todavía la máxima cota que tendrá lugar entre hoy por la noche y la madrugada del sábado. Si a las 22.00 horas de ayer la altura era de 4,86 metros y el caudal de 2.188 metros cúbicos por segundo, a medianoche había subido a 4,92 metros de alto y a un caudal de 2.236 metros cúbicos por segundo.

En la zona del bajo Ebro, concretamente en Tortosa (Tarragona), el caudal del río registraba 2.200 metros cúbicos por segundo. La CHE ha precisado que en este tramo ya había pasado el peligro de las crecidas. Esta madrugada, según la Confederación, se seguirá desembalsando el agua de la crecida de esta zona hasta situarlo en 2.000 metros cúbicos por segundo a lo largo de los próximos días.

En la localidad navarra de Buñuel, 40 viviendas fueron desalojadas como medida preventiva después de que se rompiera un dique y el agua del río inundara los campos y llegara hasta la zona urbana.

La mayor crecida del Ebro en los últimos 40 años obligó ayer a ordenar el desalojo de dos pueblos aragoneses próximos al río. Los municipios de Pradilla y Alcalá, que juntan alrededor de 1.000 personas, fueron evacuados tras comprobarse que estaban anegados.

La localidad de Pradilla (de poco más de 700 habitantes) fue la primera en ser evacuada ayer a mediodía ante la previsible crecida del río esta madrugada. Para la evacuación se han utilizaron autobuses, que trasladaron a los vecinos a la vecina localidad de Tauste, donde pasan la noche en casas de familiares y amigos y en diversas instalaciones municipales ya preparadas para acogerlos.

Comentarios