Los alcaldes de la 240 aseguran que Fomento no tiene interés por la Autovía Huesca-Lérida

En la cumbre de Alcaldes celebrada en Huesca estos decidían dirigirse al Ministerio de Fomento para trasladar su preocupación por el que califican nulo interés que el gobierno central muestra por ejecutar una vía de comunicación que se considera fundamental.

Desconfían los alcaldes incluso de las últimas licitaciones del Ministerio de los proyectos de determinados tramos. Así el Teniente de Alcalde de Lleida, Lluis Torres, explicaba que su ayuntamiento guarda proyectos redactados hace años por Fomento que después no se han ejecutado. Así pues Torres, al igual que el resto de representantes políticos que asistían a la reunión de la DPH, quieren realidades y que la autovía se empiece a ejecutar.

El alcalde de Huesca era claro al reconocer que el Ministerio de Fomento está haciendo un importante esfuerzo en materia ferroviaria y que está ejecutando proyectos muy complicados en un tiempo record, porque existe voluntad política. Pero del mismo modo Elboj denuncia que Fomento no está interesado en construir la autovía Huesca-Lérida, ya que se está dedicando únicamente a lanzar cortinas de humo sobre el proyecto.

Fernando Elboj ha preguntado cuantos muertos más hacen falta para que Fomento tome conciencia de la necesidad de mejorar esta carretera, toda ella calificada por el alcalde de Huesca, como un punto negro continuo.

Por todo ello los Alcaldes de la 240 van a pedir una reunión al Ministerio de Fomento para trasladarle los acuerdos adoptados en el encuentros de este miércoles, ha explicado el anfitrión del mismo, El Presidente de la Diputación de Huesca, Antonio Cosculluela.

En un comunicado conjunto exigen los alcaldes que Fomento, una vez redactado el estudio informativo y la declaración de impacto ambiental, proceda,?sin más maniobras de dilación?, a encargar la redacción de los proyectos en los que se ha dividido la Autovía Pamplona-Huesca-Lérida. También pedirán un calendario creíble de ejecución que garantice el cumplimiento del Plan de Infraestructuras 2.000-2.007.

Por otra parte, en tanto en cuanto no se ejecuten estos proyectos, los primeros ediles exigen la ejecución de aquellas actuaciones tendentes a eliminar la siniestralidad y mejorar la seguridad vial en las actuales carreteras Nacional 240 y Nacional 330, sin que ello signifique renunciar a la ejecución de la Autovía Pamplona-Huesca-Lérida.

Comentarios