El GA aprueba el proyecto de Plan Director de Cooperación para el Desarrollo 2003/2006

El Gobierno de Aragón, a propuesta del Departamento de Salud, Consumo y Servicios Sociales, ha aprobado el proyecto del Plan Director de Cooperación para el Desarrollo 2003/2006, que será remitido a las Cortes de Aragón para su tramitación. Este documento persigue la plasmación de una planificación que sea reconocida como propia por todos los socios de la cooperación aragonesa para el desarrollo, y sentar las bases que regirán la elaboración de los planes anuales.

El Plan Director aborda los criterios básicos sobre los que se asentará la política pública de cooperación al desarrollo en los próximos cuatro años, sus prioridades (geográficas, horizontales y sectoriales), los instrumentos para llevarla a cabo, los socios principales, el marco presupuestario estimativo y las previsiones relativas al seguimiento y evaluación. En definitiva, los objetivos del Plan son apoyar a los países para que alcancen un desarrollo sostenible, que respete el medio ambiente y que movilice los recursos endógenos; contribuir a un mayor equilibrio de las relaciones comerciales, políticas y estratégicas en la comunidad internacional; impulsar la participación ciudadana en las acciones de cooperación internacional; atender las situaciones de emergencia de los países más desfavorecidos que requieran una cooperación externa; potenciar los recursos humanos de los pueblos, reforzando su estructura productiva y favoreciendo su desarrollo no dependiente; promover la educación para el desarrollo y la sensibilización de la sociedad aragonesa en las realidades de los pueblos más desfavorecidos, y contribuir a una cultura de la paz basada en el diálogo como forma de superar todo tipo de conflictos.

La recomendación dada en 1992 por la Asamblea General de Naciones Unidas de destinar a la cooperación para el desarrollo el 0'7% del PIB, se configuró como un referente para las Administraciones Públicas aragonesas. El Gobierno de Aragón creó en 1994 un Fondo de Solidaridad y aprobó el primer Decreto regulador de la cooperación al desarrollo. La evolución de los créditos presupuestarios destinados a estos fines han ido aumentado año tras año. En el caso del Gobierno de Aragón han pasado de 1.500.000 euros en 1994 (250 millones de pesetas) a casi 4.600.000 euros en 2002 (765 millones de pesetas)

La aprobación en 1998 de la Ley española de Cooperación Internacional para el Desarrollo ha sido el referente inmediato de la Ley aragonesa de 2000, en la que se establece y regula el régimen jurídico de la cooperación para el desarrollo y se aplica al conjunto de actuaciones, iniciativas y recursos que las diferentes entidades, organizaciones y Administraciones Públicas aragonesas ponen al servicio de los pueblos más desfavorecidos, con el fin de contribuir a su desarrollo humano, económico y social. A raíz de esta normativa se crearon la Comisión Autonómica de Cooperación para el Desarrollo (como órgano de coordinación y colaboración entre las Administraciones Públicas aragonesas que ejecutan gastos computables como de cooperación al desarrollo) y el Consejo Aragonés de Cooperación para el Desarrollo (órgano de consulta y para el asesoramiento en materia de solidaridad internacional y cooperación para el desarrollo).

Comentarios