La precariedad laboral, borrón en la buena marcha de la economía aragonesa

2003122728 hotel.jpg

La temporalidad de los contratos de trabajo en Aragón se ha convertido en el caballo de batalla de la Administración y de los agentes sociales. Es uno de los borrones que presenta la buena marcha, en general, de la economía aragonesa. También se echa en falta un mayor impulso a proyectos como la autovía Pamplona-Huesca-Lérida y se teme el traslado de industrias a los países que se incorporan a la Unión Europea.

El Gobierno de Aragón, consciente de la importancia que tiene la estabilidad laboral, va a emprender distintas medidas para su potenciación. Se va a actuar con la Inspección de Trabajo y se va a desarrollar una campaña de sensibilización empresarial; algo en lo que se ha estado batallando en los últimos años desde los sindicatos.

La economía aragonesa ha continuado durante 2003 con el ritmo de moderada recuperación iniciado a mediados de 2002. Esta Comunidad Autónoma crece con más fuerza que el conjunto del país y, además, ese crecimiento está muy por encima de la zona euro. Los empresarios ven con cierto optimismo el futuro; por ejemplo, por la llegada del AVE. Creen que se va a producir en el año 2004 una mayor convergencia con el conjunto de Europa.

Los datos económicos son claros: Hay un crecimiento en el consumo en los hogares, en las inversiones en bienes de equipo, en construcción, y se observa un espectacular aumento de las exportaciones aragonesas.

Por sectores, la industria confirma la recuperación iniciada hace un año y servicios también contribuye al crecimiento de la economía aragonesa; sin embargo, la construcción (aunque sigue siendo el sector más dinámico) presenta desde comienzos de 2003 un perfil de desaceleración.

Comentarios