España no tira la toalla de la permeabilización del Pirineo

2003122021 canfranc b.jpg

A pesar de las malas noticias que llegan de Francia, ni el Gobierno de Aragón, ni el central quieren dar por perdida la batalla de la permabilización del Pirineo con un tercer paso ferroviario bajo el macizo del Vignemale. Tampoco la Comisaria de Transportes de la Unión Europea quiere caer en el desánimo, y dice estar dispuesta a recordarle a Francia que hay una serie de compromisos que firmaron los gobiernos español y francés que deberían ser respetados por ambas partes.

Incluso el Presidente de la Coordinadora por la Reapertura del Ferrocarril Canfranc-Olorón, Luis Granell, ha dicho que la reapertura del Canfranc sigue como estaba hace unos años, en el dique seco. Que esta enterrada en París, pero no más que antes después de que se hayan conocido las prioridades del gobierno galo en materia de comunicaciones con España.

Por otra parte a Europa y a España le interesa que el Pirineo cuente, cuanto antes, con un paso ferroviario moderno de alta capacidad que venga a descongestionar Irún y la Junquera. En este sentido Loyola de Palacio, la Comisaria de Transportes Europea, ha dicho que Francia debe cumplir con su parte del contrato que firmó con España en el que se comprometía a impulsar el Vignemale.

No obstante, de Palacio también recordaba que el Vignemale, como proyecto que afecta al sur de Francia, nunca será algo prioritario para París que siempre ha mirado al norte porque es dónde tiene los mercados más apetitosos.

Y luego está el problema de la financiación ya que países como Francia solo pueden recibir pequeñas subvenciones del 10% para afrontar proyectos como el Vigenmale, mientras que España está en mejor disposición de recibir ayudas.

No obstante las Comisión de Transportes ha propuesto aumentar las ayudas a proyectos que son del interés de toda la Unión.

Comentarios