Técnicos de la DGA y la Diputación de Huesca trabajan ya sobre el Proyecto museístico del Centro Aragonés de Arte Contemporáneo.

Un proyecto museístico sobre el que trabajan desde hace semanas Teresa Luesma y Jaime Vicente, técnicos que se encargarán muy probablemente de la gestión posterior del centro. La Consejería de Educación y Cultura ha reorientado el proyecto inicial, de tal forma que el primer edificio ya construido es un Centro de Arte y no un museo como se había proyectado en un principio.

Incluso se está estudiando la exposición de inauguración del centro. Una posibilidad sería una retrospectiva de la obra de Rafael Moneo, el autor del primer edificio.

El Centro Aragonés de Arte Contemporáneo aglutinará la actividad cultural de la comunidad y albergará proyectos como el de Arte y Naturaleza y otros que gestiona en estos momentos la DPH.

Lo que le interesa ahora a la Consejería de Educación, ha explicado Eva Almunia, es que el Centro se abra lo antes posible, para lo que se ha comprometido a darle un impulso definitivo en los próximos meses con la idea de que la inauguración del primer edificio pueda ejecutarse a finales de 2004.

Lo que podría entorpecer estos planes sería que la empresa constructora, Necso, exige un sobrecosto por la obra del primero de los edificios del centro de 1,5 millones de euros, un 64% más de los presupuestado en un principio.

Ahora el Ayuntamiento tiene que negociar con la constructora un acuerdo económico.

En cuanto al segundo edificio no es hora de ocuparse de él, ha dicho la Consejera, pero sería la consecuencia lógica del desarrollo del primero, ya que este no contará con servicios como el de Biblioteca o el de documentación, fundamentales en este tipo de infraestructuras culturales.

Por otra parte el proyecto que diseñan Luesma y Vicente contempla el Legado Beulas como la piedra angular entorno a la cual desarrollar el Centro, pero no tiene al Legado como la única obra que colgará de las paredes de la gran sala central del Centro.

Por último Almunia ha reconocido que se sorprendió por el posicionamiento del grupo socialista en el Ayuntamiento de Huesca cuando apoyó una moción del PP en la que se le pedía explicaciones por la paralización del Centro de Arte, pero eso es algo superado, sobre todo después de que la Consejería haya decidido controlar de principio a fin el proyecto.

Comentarios