Nuevo corte en la A-132

2003112224 puente.jpg

Las lluvias caídas entre Murillo de Gállego y La Peña provocaban que la carretera A-132 tuviera que ser cortada al tráfico durante una hora este domingo. Según testigos de la zona, en la tarde noche de ayer cayó una fuerte tromba de agua que provocó que se desplomaran dos laderas cayendo en la carretera numerosas piedras y barro.

El segundo de los desprendimientos tenía lugar junto al puente del gállego en Murillo. Por la dimensión del mismo los servicios de carreteras del Gobierno de Aragón se vieron obligados a cortar el tramo carretero por espacio de una hora para proceder a su limpieza.

La A-132 no se había cortado desde que hace dos años, cuando un temporal de lluvia afectó a esta vía de comunicación produciendo importantes desprendimientos que impidieron entonces el tránsito rodado, hasta el punto que hubo de suspenderse el transporte escolar de la zona.

Entonces se prometieron estudios geológicos e intervenciones en la carretera para mejorarla, algo que todavía no ha llegado a hacerse realidad.

Además las lluvias de este fin de semana en la zona han causado una situación complicada en el cauce del Gállego, río que sufrió una fuerte crecida hasta la media noche, amenazando con inundar las tierras de la zona llana.

La Confederación Hidrográfica del Ebro ha informaba de la posibilidad de que se produjeran fuertes avenidas, ya que se había superado el poder de contención del pantano de la Peña al encontrarse este embalse de 25 hectómetros cúbicos al máximo de su capacidad.

Alrededor de las 10 de la noche en la estación aforo de Ardisa se comprobó como el río llego a alcanzar los 3,80 metros de altura, pero a las pocas horas comenzó descender y a desaparecer el peligro de inundaciones aguas abajo.

Comentarios