El BOE publica la Declaración de Impacto Ambiental del Trasvase del Ebro

2003110130 elvira rodriguez.jpg

Como anunció la ministra de Medio Ambiente, el Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) del trasvase del Ebro, aprobada por el Consejo de Ministros. A partir de este momento, el Ministerio tiene vía libre para comenzar a redactar los proyectos de construcción de la infraestructura hidráulica, que se prevé sean licitados y adjudicados para que la obra se inicie antes de marzo de 2004.

La Declaración, un documento de 50 paginas, conserva tanto el trazado de la tubería ( 914 kilómetros) como el volumen de recursos a trasvasar (1.050 hectómetros cúbicos), y preserva la toma de caudales a transferir aguas abajo de Tortosa para garantizar el mantenimiento del caudal del río y evitar la afección a Lugar de Interés Comunitario (LIC) de Los Barrancos de San Antonio y Lloret. Esta alternativa minimizaría además la afección de la transferencia sobre la ?margaritífera auricularia?, un bivalvo en peligro de extinción según recoge Aragón Press

La Día fija en una horquilla de entre 86 y 143 hectómetros cúbicos por segundo el caudal ecológico en el delta del Ebro. Según la ministra, con ese caudal, sosteniendo las condiciones medioambientales, se puede hacer la transferencia

Se incorpora además un programa de protección de la cuña salina de esta zona con desembalses específicos en Mequinenza para controlarla y evitar su entrada en el estuario, y se dispone la redacción de un plan de estudio y seguimiento del estado y evolución del área citada en coordinación con el Consorcio para el Plan Integral del Delta del Ebro (CPIDE).

La ministra indicó, durante la presentación de la evaluación ambiental, que el PIDE no es una ?medida correctora? del trasvase porque éste no afecta ?significativamente? al delta, ya que al agua se toma aguas abajo de los dos canales que irrigan esta zona y que son las que le dan los requisitos en materia de aves y fauna.

La Declaración de Impacto Ambiental establece asimismo una serie de medidas para evitar el traslado de la plaga del mejillón cebra a las cuencas del Júcar, Segura y Sur, receptoras de las aguas del trasvase, se establecen varias actuaciones en la Declaración de Impacto Ambiental hoy presentada. Así, se prohíbe verter directamente el agua trasvasada a ningún cauce natural de las cuencas citadas. Se contempla, igualmente, la instalación de sistemas de filtrado en el tramo inicial del trasvase; el análisis periódico de todas las balsas de recepción; la impermeabilización del canal y la ubicación de compuertas automáticas por tramos para impedir el vertido incontrolado en caso de rotura.

El informe de la Dirección General y Calidad y Evaluación Ambiental (DCEA) incluye, por último, un plan de vigilancia de la obra del trasvase durante los primeros diez años, reduce de cinco a tres kilómetros la superficie de la Red Natura afectada y recoge acciones para proteger otras especies animales como el águila-azor, el aguilucho cenizo o la alondra Dupont.

Comentarios