Huesca pone en valor su pasado medieval

20030823Campana de Huesca.jpg

La rica Historia medieval de la ciudad de Huesca y del resto de la provincia se puede poner en valor desde el punto de vista turístico, con distintas intervenciones que potencien monumentos señeros durante siglos. San Pedro el Viejo, la Catedral y el Museo (con el Palacio de los Reyes de Aragón) se encuentran entre las preferencias de los turistas. A estos monumentos hay que sumar el castillo de Montearagón, del que se va a redactar el plan director para su recuperación. Son referencias al medievo en Huesca capital y su entorno más inmediato.

Prueba de la importancia que tuvo la época histórica en la que Huesca fue capital de Aragón, es que cobra especial relevancia como contenido en el futuro Museo de la Historia de Huesca, que se abrirá en el antiguo Mercado Municipal. La leyenda de La Campana cobra protagonismo en las visitas guiadas a la ciudad.

El castillo de Montearagón vive un interesante momento si miramos hacia su futuro, porque existe el compromiso formal de ERZ-ENDESA para acometer su iluminación y porque se espera redactar en breve su plan director de rehabilitación, que dará paso a inversiones millonarias con la participación de distintas instituciones y entidades, especialmente el Gobierno central a través del 1% cultural.

También hay un compromiso institucional con el castillo de Loarre. En este caso por parte del Gobierno de Aragón. Se prevé actuar en la muralla y construir un centro de acogida de visitantes. El Ejecutivo autónomo también pone entre sus prioridades la Hospedería del Monasterio de San Juan de la Peña, cuna del reino de Aragón.

A Montearagón y Loarre se suma Monzón. Su castillo templario forma parte de la ruta Domus Templi, que pretende promocionar las fortalezas pertenecientes a esta orden medieval y que tienen como nexo de unión su pertenencia a la antigua Corona de Aragón.

Santa Cruz de la Serós, Catedral de Jaca, Camino de Santiago, el Románico del Serrablo, Roda de Isábena, Obarra, Monasterio de San Victorián, el conjunto urbano de Aínsa,... son ejemplo del rico pasado histórico de Huesca. El turismo cultural se convierte en uno de los elementos sobre los que esta provincia quiere cimentar su liderazgo en cuanto al turismo interior.

Comentarios