Los sindicatos intentarán que no cierre Lanipiel en Gurrea

2004071616 lanipiel.jpg

Esta empresa, de gran tradición en la localidad de Gurrea de Gállego, ha anunciado su intención de cesar en su actividad y procediendo al cierre de su planta altoaragonesa, en la cual trabajan cerca de 60 operarios, sin embargo los trabajadores han pedido a la propiedad que reconsidere esta decisión porque la empresa es viable económicamente.

Los sindicatos consideran que la mencionada planta es viable, basándose en criterios económicos para efectuar dicha afirmación. Según ha explicado José Luis García, Presidente del Comité de Empresa de Lanipiel, el problema es que uno de los dos socios propietarios ha decidido abandonar el negocio, lo que llevaría al cierre definitivo, ya que el otro ve insostenible la gestión de la empresa.

Esta mañana los 59 trabajadores de Lanipiel han asistido a una asamblea en la que se ha explicado lo hecho hasta ahora para conseguir que la factoría no cierre.

Los sindicatos han hablado con la propiedad para que esta reconsidere sus planes ya que el negocio es viable, dicen los trabajadores. Según estos, la empresa estaría estudiando esta posibilidad, lo que ha llevado a la empresa a dilatar una semana más el cierre.

De todos modos, añade García, esta situación se veía venir, ya que desde hace tiempo no había actividad en la planta aunque los trabajadores han cobrado puntualmente.

Por otra parte, el Alcalde de la localidad, Juan Carlos Sanmartín, casualmente también trabajador de Lanipiel, se ha reunido con responsables de la Consejería de Economía del Gobierno de Aragón, con el fin de conocer si la empresa ha presentado un expediente de extinción de empleo, que parece que no, y las medidas a adoptar en el pueblo si se confirma un posible cierre empresarial.

Comentarios