Detenidos dos ciudadanos rumanos y un gestor administrativo por la contratación de extranjeros sin permiso de trabajo

La Sección de Investigación de la Seguridad Social (SISS), dependiente de la Brigada de Delincuencia Económica y Financiera de la Policía, ha detenido a un empresario, V. B., de nacionalidad rumana en situación legal en España, a la hermana de éste, C. B., que colaboraba con él en la empresa, y a R.C.C., gestor administrativo de Zaragoza, por la contratación ilegal de numerosos ciudadanos extranjeros de nacionalidad rumana, en su mayoría en situación ilegal en España y sin permiso de trabajo.

La policía investiga también los centros de trabajo en los que los trabajadores ilegales venían desarrollando su actividad para diferentes empresas contratistas, ubicados dos de ellos en la provincia de Zaragoza, dos en Huesca y uno en Castellón.

Las investigaciones se han llevado a cabo a instancias de la Tesorería de la Seguridad Social, que detectó, a través de su dirección provincial en Zaragoza, irregularidades consistentes en la tramitación de altas en Seguridad Social por parte del citado empresario de un importante número de ciudadanos extranjeros de nacionalidad rumana, en su mayoría ilegales y careciendo en todos los casos de permiso de trabajo. Las altas habían sido realizadas a través del sistema RED (remisión electrónica de documentos) de la Seguridad Social mediante la autorización de la que es titular el citado gestor administrativo, que también ha sido detenido.

La Seguridad Social reclama además a V.B., ciudadano rumano en situación legal en España y empresario de la construcción como subcontratista, una deuda superior a los 100.000 euros por las cotizaciones sociales no ingresadas desde marzo de este año.

El citado empresario tenía actualmente dados de alta a 53 trabajadores de nacionalidad rumana y desde enero de 2004 había empleado a un total de 117 trabajadores extranjeros de la misma nacionalidad.

El dispositivo policial, llevado a cabo por funcionarios de la SISS, en colaboración con la Brigada de Delincuencia Económica y la Brigada de Extranjería y Documentación y de Seguridad Ciudadana de Zaragoza, así como las Comisarías de Huesca y Castellón, ha localizado en los distintos centros de trabajo a un total de 58 ciudadanos extranjeros (28 en Zaragoza, 4 en Huesca y 26 en Castellón), verificando que 54 de ellos prestaban sus servicios para la empresa VALY BRAILA, S.L., sin que ninguno de ellos tenga permiso de trabajo. La mayoría, además, se encuentra en situación ilegal en España, por lo cual han sido detenidos en aplicación de la Ley de Extranjería.

Comentarios