La alegación de IU al PGOU de Sabiñánigo recoge puntos sobre la vivienda y la reserva de suelo

La formación del grupo municipal de Izquierda Unida de Sabiñánigo dentro del periodo de alegaciones al Plan General de Ordenación Urbana que finaliza el diez agosto ha presentado una alegación compuesta de 25 puntos con sus respectivas motivaciones para que sean estudiadas.

En la misma se establece el incluir como zona urbanizable desde el barranco de Cartirana hasta la zona de la Corona. La reservas de suelo para servicios laicos o civiles, entendido como uso social de interés para la comunidad, parara equipamiento sanitario, cerca de la residencia pública y para la autovía Pamplona ?Lérida por el otro lado del río Aurín, informando de esta determinación al ministerio correspondiente.

Como han manifestado en más de una ocasión el tamaño mínimo de la vivienda será de 60 m2 dejando como excepcional por no tener alternativas las de tamaño inferior. Los bloques de apartamentos se regularán por norma específica que exigirá la existencia de servicios comunes como cafetería, servicios domésticos, conserjería, limpieza, recogida de basuras entre otras cuestiones. Limitando la altura máxima de las nuevas, construcciones no comprometidas con otros derechos ,a cuatro alturas, sin contarse como tales las plantas de garaje. Y las viviendas de nueva creación en los pueblos serán, unifamiliares y no adosadas.

En su larga lista de acciones esta la reserva de equipamiento deportivo en el Puente de Sardas para una pista de hielo permanente, cercana al aparcamiento de Pirenarium y de suelo industrial en tres zonas diferenciadas, como son el SEPES, DISCO la carretera de Yebra.

Igualmente se recoge el establecer el ancho de acera en un mínimo de 1,5 metros, fijando para las nuevas urbanizaciones la obligación de doble instalación de agua, para uso de boca y para uso doméstico, y doble red de desagües, aguas de lluvia y aguas para depurar.

La norma de obligación de hacer locales comerciales en los bajos de los edificios de la calle Serrablo, se ampliará, para las nuevas construcciones, a las calles Coli Escalona , Luis Buñuel y las Avenidas de Huesca y del Ejército.

También el hacer locales comerciales en todas las nuevas edificaciones de más de tres alturas, al menos en una de sus fachadas, preferentemente la que da a la vía principal y el reservar suelo para equipamientos festivos, donde puedan ubicarse las ferias y escenarios adecuados.

Piden en su alegación que se tenga en cuenta dos tamaños de calles para las nuevas urbanizaciones, una de la anchura de la calle Serrablo para aparcar en un lado y circular en las dos direcciones y otra de anchura como la Avd de Huesca, con aparcamientos a los dos lados y doble dirección. De esta última será la conexión entre la llegada de Jaca y la rotonda de la Corona. El resto de calles de anchura inferior serán de dirección única.

Dejar fuera de alineación uno de los edificios que conectan la calle Ramiro el Monje con las calles Coli Escalona y General Villacampa, para facilitar la dirección única al transporte público.

Con relación a los edificios de nueva construcción en la Calle Serrablo y Coli Escalona, tendrán dos aparcamientos por vivienda, al menos uno de ellos en el mismo edificio. En la calle Luis Buñuel las dos plazas deberán estar en el mismo edificio. Reservando de alguna planta del actual cine Cumbre para minicine, sala recreativa y zona de servicios, dejando el resto del edificio para aparcamientos.

Esta también el catalogar la zona de la Tulivana como de servicios, zona verde y aparcamientos y el redactar una norma general para los pueblos que preserve: una zona concreta para actividad agrícola y ganadera, aunque en la actualidad no haya demanda, el mantenimiento de los pueblos en su estado original, adecuando algunos servicios necesarios en la actualidad, y favorecer el desarrollo urbanístico limitado en el entorno, primando cualquier tipo de servicio a las viviendas, armónico con la población en que se asiente. Buscando sistemas de compensación para que esto sea posible sin graves perjuicios individuales.

Comentarios