El comercio justo es una alternativa de consumo responsable para la ciudad de Huesca

Las puestos de venta que fomentan el comercio justo ofrecen unas condiciones laborales y comerciales justas e igualitarias para ayudar a las poblaciones empobrecidas. Un ejemplo de este tipo de comercio en la ciudad de Huesca es la tienda Trobada. Se trata de una iniciativa de Cáritas Diocesana de Huesca que permite a los oscenses realizar un consumo alternativo y diferenciado del resto.

Las prioridades de este tipo de comercio se basan en fomentar salarios que garanticen una vida digna de los trabajadores de otros países, evitar la explotación infantil en muchos países del Sur, garantizar los derechos laborales, favorecer la igualdad entre mujeres y hombres y respetar el medio ambiente.

El consumidor tiene la posibilidad de que el comercio justo se haga realidad si es capaz de asumir dos principios en la compra de productos. Por una parte, se puede optar por realizar un consumo «ecológico» comprometido con el desarrollo sostenible, es decir, sin comprometer las condiciones de vida de las generaciones futuras. El usuario también puede ser partícipe de un consumo «solidario» o socialmente responsable que no ponga en peligro el bienestar de otras personas.

Este tipo de comercio tiene como principal objetivo acabar con situaciones humanas y laborales muy precarias que muchas familias de los países del Sur sufren cada día. La mayor parte de los artículos que aseguran este tipo de comercio son alimentos o productos artesanales elaborados por comunidades de campesinos que han recibido una remuneración justa por su trabajo y que utilizan sistemas de producción tradicionales.

El comercio justo lucha por crear unas condiciones dignas en los países más empobrecidos que favorezcan la protección de los derechos humanos y laborales de los trabajadores. Iniciativas de puestos de venta de comercio justo, como Trobada en la ciudad de Huesca, pretenden derribar barreras económicas y humanas entre los países y, sobre todo, se pretende concienciar a la sociedad de que es posible un consumo ético y solidario en nuestra sociedad.

Comentarios