Un 90% de los incendios accidentales podría evitarse con medidas de prevención

La prevención es fundamental para evitar los incendios, en una época en la que el calor se pone de manifiesto y el terreno seco facilita la expansión del fuego. Desde finales del mes de mayo y principios de junio, el Servicio Comarcal de Extinción de Incendios y Protección Civil del Somontano ha tenido que participar en las tareas de extinción de tres incendios, la mayoría provocados por maquinaria agrícola. A pesar de todo, continúa siendo mayor la intervención en los accidentes de tráfico, que cada semana se producen en la N-240.

Afortunadamente no se trata de negligencias, sino de incendios provocados de forma accidental, sobre todo en esta época del año en la que nos encontramos en plena campaña de cosecha. El Jefe de Bomberos del Servicio Comarcal, Bernardo Hernández, recuerda que desde finales del mes de mayo han sido tres los incendios que se han producido en el Somontano, todos ellos producidos por maquinaria agrícola.

Es por ello que Hernández hace hincapié en la prevención como una de las medidas más efectivas para evitar los incendios, respetando una serie de restricciones y prohibiciones que se enmarcan dentro de la campaña que ha puesto en marcha hasta el 30 de septiembre el Gobierno de Aragón.

Durante este período está prohibido hacer fuego en el monte, tirar las colillas por la ventanilla del coche, además de ser obligatorio que la maquinaria agrícola disponga de extintores. Medidas que evitarían en un 90% los incendios que se producen de forma accidental.

Sin embargo, explica Hernández es mayor el número de intervenciones que el Servicio Comarcal de Protección Civil debe realizar en la carretera, debido a los accidentes de tráfico que se producen, principalmente en la N-240, una de las más problemáticas de la provincia de Huesca.

Comentarios