El turismo rural a la espera del lleno de agosto tras el descenso del mes de julio

2004071817 turismo.jpg

Los datos de ocupación y gasto de lo que llevamos de julio indican que este año este mes está siendo mucho más flojo que veranos anteriores. El número de visitantes es sensiblemente inferior a otras temporadas y además los días de estancia de los turistas se ha rebajado incluso hasta la mitad. Si en años anteriores el periodo de vacaciones era de quince días, ahora los aficionados al turismo rural tan sólo se quedan una semana.

Son afirmaciones que se hacen desde la Asociación de Turismo Verde de la provincia de Huesca. Tras este bajón del mes de julio, ahora se piensa ya en agosto, mes que se espera deje ya los primeros llenos del verano en la provincia.

En el Valle de Pineta, por ejemplo, el alcalde de Bielsa, Antonio Escalona, asegura que este año está siendo muy bueno en cuanto a la afluencia de turistas extranjeros. Sin embargo, el turismo nacional está siendo más bajo que otros veranos, aunque sostiene Escalona, julio es un mes que no suele arrojar buenos índices de ocupación frente a los llenos de agosto.

Las espectativas para agosto son más prometedoras, pero no excelentes, si se tiene en cuenta que otros veranos por estas fechas estaba todo vendido. A día de hoy quedan plazas vacantes en muchas de las casas rurales, hoteles y albergues. Es lo que asegura, por ejemplo, Montserrat, propietaria de una casa rural de Yésero. Hasta ahora, dice, siempre había alquilado su casa en julio, este año ha sido la primera vez que no aunque desde ahora y hasta septiembre, tiene todo completo.

Sin todavía tener datos concretos la Asociación Verde calcula que la ocupación en julio será entre un 20 y un 30% menos que el año pasado. Y se está notando sobre todo en las estancias medias o cortas. Concepción, dueña de una casa rural en Sandiniés, asegura que los turistas de largas estancias siguen viniendo, pero que el euro y las malas carreteras están haciendo que cada vez haya menos visitantes.

Según apunta la Asociación, la clientela del turismo verde suele ser de la playa. Así localidades como Castellón, Valencia, Alicante y Barcelona aportan buena parte de los turistas rurales. Los ciudadanos de Zaragoza también son buenos clientes.

La provincia de Huesta sigue apostando por el turismo rural. Este año se ha incrementado mucho la oferta. Además las nuevas plazas de hospedaje son cada vez de más calidad.

Desde el año pasado esta asociación es la que gestiona la central de reservas de turismo rural en la provincia de Huesca. Su teléfono es el 902294141. Su sede está en la capital, en la Calle Miguel Servet número 12.

La Asociación turismo verde aglutina a 202 propierarios de casas rurales, pequeños hoteles, albergues y empresas de turismo activo. La oferta completa es de 3.247 plazas de turismo rural, 1031 en hoteles y 509 en albergues.

Comentarios