Medio Ambiente reforestará la ladera del Castillo de Monzón

2004072017 castillo monzon.jpg

Según ha explicado el concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Monzón, Miguel Aso, se ha aprobado un plan con Ecologistas en Acción para reforestar la ladera del Castillo de Monzón, que se quemó hace un año. Se trata de recuperar la zona y ampliar la acción a unos diez mil metros, para ello se combinarán arbustos y árboles para cambiar el color de la ladera.

La plantación, una vez que se han conseguido las semillas, se realizará en otoño y la Asociación Ecologista se compromete a cuidar la zona en el primer año, que es cuándo más peligro corren de morir o no cuajar.

La idea inicial antes de la firma es mantener una reunión con técnicos municipales de los departamentos de turismo y brigada municipal, así como con asociaciones de Monzón, fundamentalmente de la Asociación de vecinos del barrio de Santo Domingo y la asociación CEHIMO, para explicar el proyecto y en su caso recoger las aportaciones que puedan incluirse.

Sobre el proyecto en cuestión y a la espera de presentarlo próximamente, decir que se realizará en primera instancia para la zona más húmeda de la ladera del castillo, la noreste, la cual tiene un área de unos 10.400 metros cuadrados e incluye fundamentalmente la zona ampliada que se quemó en el incendio del año pasado. Igualmente, el objeto del proyecto pasará por la reforestación con multitud de especies vegetales autóctonas, unas 30 distintas, al objeto de que durante todo el año, la ladera tenga un amplio aspecto cromático. Las especies en cuestión cumplirán igualmente el requisito de tener gran capacidad de resistencia al fuego, pudiendo rebrotar la mayoría en caso de incendio.

Cabe recordar que la reforestación de distintas zonas de la ciudad y su entorno es uno de los objetivos que se ha marcado el nuevo equipo de gobierno.

Uno de los problemas que se detectaron en las plantaciones masivas de árboles en la Fuente Saso era que estos se morían, bien por falta de cuidados o bien porque no cuajaban. Por lo que este año se ha apostado por sabinas, en una menor cantidad, pero con unos cuidados, lo que se ha traducido en que este año se han muerto muy pocos ejemplares.

Comentarios