Se prevé un Estatuto de Trabajo Autónomo para el año que viene

Juan José Barrera, director general de Economía Social, del Trabajo Autónomo y del Fondo Social Europeo del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, ha destacado en los Cursos de Verano de Jaca el interés del nuevo gobierno por unir en una dirección general los aspectos del empleo autónomo y el de la economía social. Es una tema muy importante ya que cerca de un tercio de la población activa de España se ve afectada por uno u otro.

La política de esta Dirección general tiene tres líneas básicas a seguir. En primer lugar se pretende crear un Estatuto del Trabajo Autónomo, para lo que se presentará a un Grupo de Trabajo en Septiembre que se encargará de su elaboración. Se calcula que dentro de aproximadamente año y medio ya estará vigente.

Otro de los problemas a los que se enfrenta el trabajo autónomo es el elevado número de trabajadores que se encuentran dentro de la economía sumergida. Se calcula que este grupo puede alcanzar las doscientas cincuenta mil personas, siendo los jóvenes y las mujeres los sectores más afectados. Ante este problema, además de contar con el estatuto, se pretende regular el papel de los familiares que trabajan junto con los autónomos.

En tercer lugar se pretende incentivar el autoempleo de los jóvenes, para intentar que no dependan de trabajos precarios. De hecho la primera medida que se pretende aprobar es una bonificación de la Seguridad Social para los dos primeros años de actividad de estos jóvenes con iniciativa para los presupuestos del 2005.

Sebastián Reyna, secretario General de la Unión de Profesionales y trabajadores autónomos (UPTA) también ha insistido en la importancia del Estatuto así como en el papel del trabajador autónomo en la economía española. Esta organización, que cuenta ya con cinco años de vida, tiene cerca de un millón ochocientos mil afiliados y supone el 20 % del PIB.

Comentarios