El PAR insta a Elboj a que estudie posibles cambios en el Plan de Riberas de Huesca

Fernando Lafuente, portavoz del Partido Aragonés (PAR) en el Ayuntamiento de Huesca, ha valorado negativamente el anuncio realizado por el Alcalde Elboj, según el que va a reorientarse el llamado ?Plan de riberas? de Huesca, en unos términos que únicamente, asegura Lafuente, han podido conocer los grupos políticos del consistorio a través de la prensa.

Ese anuncio es consecuencia de la entrevista mantenida por Elboj con el Presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro, ?acompañado únicamente por concejales de su grupo -señala el portavoz del PAR-, a pesar de que se trataron asuntos capitales para la ciudad, en los que podíamos plantear una posición común y firme. Esto no ha merecido atención, y tampoco el mínimo respeto de contar con los demás antes de dar por cerradas decisiones tan importantes. La mayoría absoluta no es una patente de representación de los oscenses, ni debería suponer que se supriman usos democráticos e institucionales?.

?Vamos a instar a que se nos informe con detalle -ha añadido Lafuente-, pero según las noticias aparecidas, podemos encontrarnos de nuevo ante la voluntad de modificar por la vía de los hechos o por imposición, un plan aprobado por unanimidad, que cuenta con apoyo social, que procede del anterior mandato y fue impulsado por un grupo del tripartito distinto al del Alcalde. Con esos mismos antecedentes, en más de una ocasión, tras el eufemismo reorientar, ha habido intención de desechar. Sobran los ejemplos?.

El portavoz del PAR ha incidido en que ?a la vista de las declaraciones de Elboj, sólo se puede deducir que la mejora de la ribera del Isuela se reduce al tramo de Lucas Mallada. El resto, aguas arriba y abajo, se aplaza hasta no se sabe cuándo porque no hay ningún compromiso sólido, pese a que la ciudad crece en esas zonas. Por otro lado, el Flumen desaparece siquiera como objetivo de negociación?.

Para Lafuente ?se trata de una situación doblemente grave. Por un lado, el plan está destinado a la adecuación ambiental e integración urbana de los ríos Isuela y Flumen, una de las grandes cuestiones para la ordenación, crecimiento y mejora de Huesca, creando espacios de ocio y restaurando nuestro entorno más tradicional. Es un proyecto que verdaderamente ?hace ciudad?, otorga calidad de vida, está pendiente desde generaciones y ahora es limitado a una zona, imprescindible y urgente, pero escasa para los fines que Huesca debe señalarse. Del resto, sólo palabras?.

?Por otro lado -ha continuado-, nuevamente la mayoría altera en solitario acuerdos unánimes. Hace pocos meses, a finales de octubre, todos los grupos apoyamos en Pleno una decisión rotunda de impulsar este plan tal como estaba concebido en el anteproyecto, que contaba con la aprobación oficial. Por eso, cualquier cambio tiene que ser producto de diálogo y acuerdo por parte de todos. Un acuerdo sobre trámites y plazos posibles, pero sin renuncia alguna a llevar adelante el proyecto completo. En el PAR, mantenemos la misma postura desde que impulsamos este plan y logramos el respaldo de todos. Es un objetivo unánime de Huesca que no puede ser alterado unilateralmente?.

Comentarios