El Instituto Aragonés del agua ha invertido más de 700 mil euros en Grañén y Robres

El Instituto Aragonés del Agua ha invertido un total de 710.000 euros en las obras del Plan del Agua de los municipios de Grañén y Robres. Las obras, ya ejecutadas, corresponden al tratamiento de aguas de abastecimiento de Robres; el depósito regulador, potabilizadora y cloración en Curbe; y el abastecimiento de agua potable de Grañén. Las mejoras han sido inauguradas este martes por el consejero de Medio Ambiente, Alfredo Boné, y el director del Instituto Aragonés del Agua, Alfredo Cajal.

Las obras de mejora del abastecimiento de agua en Grañén se han ejecutado entre el Canal del Cinca hasta el depósito existente. Cuenta con contador de caudales en la toma, una conducción de 2.811 metros de longitud de 31,5 centímetros de diámetro y válvula de conexión motorizada para regular la entrada de agua en función del nivel existente. La inversión de la obra ha ascendido a más de 300.000 euros, de los que el Instituto Aragonés del Agua ha aportado el 85 por ciento, 255.400 euros.

Por su parte, las obras en el núcleo de Curbe, también en el municipio de Grañén, han incluido un depósito de reserva, de 25 por 33 metros y una profundidad de 3,90 metros, con una capacidad útil total de 5.140 metros cúbicos. Tiene obras accesorias de llenado, aliviadero, toma y desagüe de fondo.

OBRAS EN ROBRES

Para el tratamiento de aguas de abastecimiento en Robres, se ha realizado una estación de filtración mediante lavado en continuo. El módulo se ha colocado a la entrada del depósito actual, de forma que permite el tratamiento del agua procedente de las balsas que regulan los caudales procedentes del Canal de Monegros. La estación tiene una capacidad máxima de 50 metros cúbicos por hora, y un volumen máximo de 1.200 metros cúbicos al día. Su coste ha sido de 183.675 euros, aportados integramente por el Instituto Aragonés del Agua.

En cuanto a la mejora del abastecimiento, se ha construido, mediante desmonte, una balsa para almacenamiento de agua, con recubrimiento de geotextil y lámina de polietileno. También se han realizado las obras necesarias para toma y desagüe, aliviadero de crecidas y arqueta para alojamiento de válvulas. La inversión ha sido de 47.780 euros, de los que el Gobierno de Aragón ha financiado el 85 por ciento.

El Plan del Agua de Aragón incluye la subvención de 600 obras en 400 municipios, que persiguen mejorar la gestión integral del ciclo del agua, para optimizar el aprovechamiento de este recurso. Recientemente, se ha aprobado un nuevo Plan Especial de Depuración, que abarcará otras 170 obras en todo Aragón.

Comentarios