La N-240 sigue sumando víctimas mortales mientras se espera la autovía

2004072828 punto negro n240.JPG

Los accidentes mortales siguen sucediéndose en la N-240 en el tramo entre Huesca y Lérida y las soluciones a la mejora de la carretera y sobre todo a la construcción de la autovía siguen retrasándose, a pesar de los anuncios desde el Ministerio de Fomento de agilizar al máximo los trámites. Las quejas de los usuarios y vecinos siguen aumentando y es que son 36 personas las que han fallecido en los dos últimos años en la N-240. A ellas hay que sumar las siete víctimas mortales que llevamos en los siete primeros meses del año 2004.

El PSOE denunció continuamente desde la oposición el retraso de las obras y ahora son los representantes del PP los que piden que se realicen cuanto antes los tramites.

El Ministerio está licitando durante estos días 157 obras urgentes para mejorar la seguridad vial y no hay previsión de que se realice mejora alguna en esta vía.

La N-240 es una de las vías con más tráfico de la provincia de Huesca donde se registra una media de 10.000 vehículos al día. La mejora del firme en los últimos años no ha solucionado la accidentalidad en esta carretera que cuenta con cuatro puntos negros en los cruces dirección Benasque ? Graus y Pueyo ? Barbastro y en las zonas de Angüés y en Estrecho Quinto, cerca ya de la capital oscense. En 2002 y 2003 se han registrado más de 300 accidentes en el tramo Huesca ? Lérida de la N-240.

En el último accidente registrado este martes en el término municipal de Quicena se pudo comprobar de nuevo la peligrosidad de algunos cruces con entrada a las poblaciones que se encuentran en el trazado de la N-240. En este trágico suceso fallecieron dos vecinos de Huesca de 81 y 74 años y resultaron heridas graves dos mujeres de 65 y 73 años y leve un hombre de 75, también todos vecinos de Huesca.

Comentarios