Las asociaciones de afectados y los grupos ecologistas se retiran de la ponencia de obras conflictivas

2004072920 yesa.JPG

La asociación Río Aragón quiere que en la ponencia del agua sobre el recrecimiento de Yesa, se estudien y analicen los informes técnicos y no se valore el recrecimiento únicamente desde el punto de vista político. La asociación está en contra de la cota intermedia, porque no soluciona el problema de las inundaciones.

No van a participar en el dictamen sobre el Recrecimiento de Yesa que la citada ponencia pretende concluir en la reunión de hoy, por entender que, este es un dictamen preñado de todo menos de consenso y de diálogo, en donde si ha existido algo de debate lo ha sido referido a una u otra cota de recrecimiento, obviando interesadamente la existencia de alternativas y negando o no aportando la información documental solicitada por nuestra parte. Javier Jimenez, presidente de la asociación Río Aragón, muestra su desacuerdo por no haber sido atendidas sus alternativas.

No obstante en cuanto el informe de alternativas este concluido, aproximadamente en la fecha en que se solicitaba a la presidencia de la Ponencia, mediados de septiembre actual (si se ha recibido la documentación solicitada, ya que hasta ahora sólo se ha podido elaborar un avance de alternativas), éste será dado a conocer a la propia Comisión del Agua y a la opinión pública.

Quieren también dejar claro que esta decisión no significa un abandono de la ponencia por parte de los afectados y grupos ecologistas, sino manifestar que no podemos legitimar con nuestra presencia una decisión en la que no se nos ha dejado participar, no se nos ha dejado aportar información y sobre todo no se nos ha dejado tener acceso a toda esa documentación que entendemos importantísima para que se conozca la verdad.

Finalmente manifiestan también que si la ponencia decide estudiar otras obras conflictivas y siempre que se haga con el criterio de seriedad y transparencia que debe regir estos procesos y sin avasallar a ninguna de las partes estaremos dispuestos a participar y dialogar en cuantos foros para la reducción o desaparición de la conflictividad social en materia del agua en Aragón y un fomento de una adecuada política hidrológica medioambientalmente sostenible tal y como la sociedad aragonesa ha venido reclamando durante los últimos años en relación con el trasvase del Ebro.

Comentarios