El “Refugio Natural de la Peña Montañesa” busca un desarrollo sostenible

2004080303 montañesa.jpg

El proyecto de Custodia del Territorio, pionero en la comunidad, pretende fomentar a través de la creación del ?Refugio Natural de la Peña Montañesa? el desarrollo rural y conservación de la naturaleza en este sector pirenaico. El proyecto, que se ha presentado este martes en Huesca, ha surgido de la colaboración entre la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos, el Ayuntamiento del Pueyo de Araguás y el Gobierno de Aragón.

El refugio comprende una superficie de 3000 hectáreas y engloba parte del macizo de Cotiella-Sierra Ferrera. La zona ha sido seleccionada por su biodiversidad y la existencia de 6 parejas de quebrantahuesos. Para su creación se ha tenido muy en cuenta la opinión de los vecinos de la zona y con esto se pretende un fomento del ecoturismo de la zona como declara Oscar Diez, presidente de la fundación.

Este tipo de financiación pretende dar ejemplo a otras iniciativas y que la financiación pública no es el único medio existente.

Otra de las iniciativas que se ha tomado y que más éxito ha cosechado es la de los senderos interpretados, por el momento existen tres. Pero también existe un apoyo para la ganadería extensiva de ovino y para la recuperación del patrimonio, sobre todo de las ermitas.

El quebrantahuesos es un ave de gran tamaño y la única del planeta que se alimenta de huesos. Su reproducción es complicada ya que como máximo pone dos huevos de los que sólo sobrevive un pollo.

La transformación del hábitat por parte del hombre, la persecución directa, las molestias indirectas en las áreas de nidificación que provocan la perdida de la puesta o la muerte del pollo y el choque y electrocución en tendidos eléctricos, son algunas de la causas que hacen disminuir el número de ejemplares de la especie.

La Fundación, creada en 1995 y que cuenta con el apoyo del Gobierno de Aragón, es una O. N. G. que persigue la supervivencia y crecimiento de la especie y su habitad.

Comentarios