Erradicar la violencia doméstica y reducir la delincuencia, objetivos del nuevo Comisario de Policía

2004080705 comisario.jpg

El nuevo Comisario Jefe de la Comisaría Provincial de Policía de Huesca, Eugenio Pino Sánchez, tomaba posesión de su cargo, este jueves, en la Subdelegación del Gobierno de la capital altoaragonesa. Los objetivos principales que se ha marcado se basan en prestar atención especial a la violencia doméstica, controlar los elementos radicales presentes en nuestra ciudad, sobre todo a los fundamentalismos religiosos y étnicos, reducir en lo posible los índices de delincuencia y seguir la lealtad al mando y a las instituciones.

El nuevo Comisario provincial de la provincia de Huesca aseguraba que va a desempeñar su cargo teniendo presentes principios fundamentales como el cumplimiento de funciones con arreglo a la Constitución, actuar dentro de la neutralidad política e imparcialidad desde la integridad y la dignidad, preservar el trato correcto en las relaciones con los ciudadanos y velar por la integridad física de las personas detenidas o bajo custodia policial.

El balance de delitos producidos en la provincia de Huesca ha disminuido notablemente respecto al año pasado. El subdelegado del Gobierno, Ramón Zapatero, destacaba que el índice de eficacia policial en la provincia de Huesca ha disminuido respecto al año pasado.

El nuevo comisario en jefe indicaba cuáles son los necesidades principales que ha detectado en la provincia oscense.

Desde la Delegación del Gobierno de Huesca se ha asegurado que se está trabajando en incrementar las plantillas provinciales, especialmente en la comisaría de Jaca. Todas las actuaciones policiales van a estar coordinadas por la Jefatura superior del gobierno de Aragón y la Subdelegación del Gobierno de Huesca.

Eugenio Pino ha prestado servicios en diferentes comisarías de Navarra, Cataluña, Alcalá de Henares, Linares y Madrid y, como Comisario, ha ocupado cargos de responsabilidad en Cantabria y Madrid.

Comentarios