Los ciudadanos suspenden a la Universidad Aragonesa

2004080908 universidad.jpg

La Universidad de Zaragoza no sale bien parada de la primera encuesta de evaluación hecha a los ciudadanos sobre la calidad de las universidades españolas. Los aragoneses saben donde están los campus pero desconocen qué se hace en ellos

Se trata del primer estudio realizado por la ANECA (Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación). La memoria pretende comprobar la aceptación de los ciudadanos respecto a las políticas de la calidad de enseñanzas superiores llevadas a cabo en los últimos años. Elaborado entre el el mes de diciembre del 2003 y enero del 2004 por los profesores Francisco Llera y Alfredo Retortillo, a más de seis mil encuestados mayores de 16 años, el estudio muestra que el interés, información y tratamiento en los medios de comunicación de los temas universitarios, la comunidad aragonesa es la que presenta un interés menos positivo, con un 53%. Estamos además ante una de las comunidades con una repercusión menor de estas noticias en los medios, con un 8,2%, superando tan sólo a Cantabria y a Madrid. El desconocimiento sobre quienes son los ministros de Educación es evidente . En Aragón, tan sólo un 19% de los encuestados conocía a Pilar del Castillo- ministra en el momento de hacerse la encuesta- y únicamente un 0,4% demostró conocer al resto de los miembros del Consejo de Educación. Eso sí los aragoneses saben donde está el campus, - un 90%- ; un 33,3% saben de sus actividades , y conocen al rector un 11,3%. Y, entre las preferencias laborales tras los estudios universitarios, los aragoneses se decantan por un empleo en un organismo público (46,3%), en una empresa privada (33,3%), solo un 8% piensa en la universidad . La aragonesa es una sociedad que tiene menos expectativas que la española en las enseñanzas universitaria, aunque es alta- un 90% respeto al 93% de la media Y la actividad que más valoras de las desarrolladas por la Universidad es la investigación científica, con un 53,4%.

Sobre las tasas más de la mitad de los aragoneses las consideran justas y valoran más la calidad de la enseñanza que el aspecto económico

"Regular" es el calificativo que emplean los aragoneses para definir el aprovechamiento que su universidad hace de los recursos con los que cuenta. Además, es una de las comunidades en las que la palabra "aceptable" más se repite a la hora de valorar las posibilidades de elegir una carrera. Estamos ante la comunidad en la que hay un menor contacto con la universidad (18,4%) y la segunda con una experiencia más negativa al respecto, superada únicamente por La Rioja.

El número de profesores, el estado y disponibilidad de los edificios y la calidad de los equipamientos es aceptable. Haciendo balance de la evolución de la calidad de la universidad, un 51,5% de los aragoneses consideran que ha mejorado.

Las cifras hablan por sí mismas. La Universidad de Zaragoza no está lo suficientemente valorada, no tiene una imagen demasiado positiva y la inversión que se realiza en ella no llega a la media nacional. Sin embargo, la evolución en la calidad de la enseñanza tiene una valoración bastante positiva

Comentarios