¿Qué Pirineo queremos?

¿Qué Pirineo queremos?

UAGA Huesca

Gran parte del atractivo del Pirineo proviene de un peculiar paisaje, al que han ayudado a formar las explotaciones agrícolas y , ganaderas tradicionales.

Ahora se ha desatado la especulación, y la esperanza de un turismo sostenible se desmorona: grandes urbanizaciones y ostentosos campos de golf parece que constituyen el esquema de trabajo de los expertos turísticos.

Sin embargo, la apuesta por un turismo masivo, similar a! de ras zonas costeras, no puede pervivir en el tiempo. El modelo desarrollista arrinconará a las actividades agrícolas y ganaderas, provocará el despoblamiento de los núcleos rurales, y, a la larga será causa del abandono y destrucción del bosque y las praderas con lo que" se producirá la desaparición del paisaje que constituye el principal valor. y cuando no haya bosque ni praderas, ni agricultores y ganaderos, ni habitantes en los pequeños núcleos ya será tarde. Para entonces habremos destruido la fuente inicial de riqueza y desarrollo. Eso sí, mientras tanto, unos cuantos especuladores habrán llenado sus bolsillos con el patrimonio común.

Y el Gobierno regional mira para otro lado: ¿dónde queda la esperanza de una Ley de! Pirineo, propuesta y retirada en la legislatura 1999-2003?; ¿dónde las ideas sobre un desarrollo sostenible que tenga en cuenta a los habitantes del Pirineos y a las personas ocupadas en las actividades tradicionales? .

Es exigible una actuación inmediata, que evite la proliferación de instalaciones copiadas del obsoleto y desenfocado desarrollismo de las zonas costeras. El desarrollo del Pirineo requiere una acción conjunta para el mantenimiento de un entorno saludable y vivible, en, a que deben jugar un papel, si no estelar, si fundamental, aquellas que han mantenido y mantienen e! paisaje con su esfuerzo y sacrificio. Si las especuladores toman la delantera, será el principio del fin para todos.

Comentarios