Cartas al Director: Carlos Iglesias

Plan General: Dibujando el futuro de Sabiñánigo

El pasado día 9 de Agosto finalizó la exposición al público del Plan General de Ordenación Urbana del Municipio de Sabiñánigo. Durante 45 días este importante documento ha estado a disposición de los ciudadanos para que mediante la presentación de las correspondientes alegaciones, todos pudiéramos participar en la elaboración de lo que puede ser el futuro de nuestra ciudad. La alta afluencia de ciudadanos que han querido ver el documento, el elevado número de consultas realizadas y la presentación de más de 200 alegaciones nos da idea de la expectación que este Plan ha despertado, fruto de las perspectivas de crecimiento y desarrollo que nuestra ciudad, como Puerta de los Pirineos, tiene en estos momentos. Parece que nuestra posición estratégica y nuestro amplio término municipal que todos hemos coincidido en indicar como dos factores fundamentales para diseñar nuestro futuro, por fin se están poniendo en valor y su influencia empieza a ser decisiva en el dibujo de nuestra futura ciudad en cualquiera de los sectores económicos que analicemos.

Pero aun siendo importante el paso dado en este largo y complejo empeño como es el aprobar un PGOU para una ciudad en plena expansión como es Sabiñánigo, seguimos estando al inicio del camino pues es ahora cuando de verdad empieza el trabajo de verdad, para poder aprobarlo inicialmente y con posterioridad definitivamente. El Plan sacado a exposición es un documento bien elaborado, que ha incorporado tanto textos como modificaciones realizadas sobre las viejas ordenanzas de 1982, definiendo nuevas áreas de desarrollo y anulando otras imposibles de ejecutar, y que por primera vez ha planteado la ordenación de una parte importante de nuestros pueblos; pero sigue siendo un documento inicial sobre el cual se deberán corregir los errores que se hayan detectado y añadir el contenido de las alegaciones que se consideren necesarias y que de verdad aporten ideas y consideraciones interesantes para un correcto crecimiento de nuestra ciudad así como las que aunque de un carácter meramente particular sean compatibles con el espíritu y filosofía general del Plan. ¿Y cual es esta se preguntaran algunos? Pues la misma que venimos expresando reiteradamente los últimos años. Debemos consolidar plenamente el sector industrial, posibilitando herramientas urbanísticas suficientes para que pueda mantenerse, desarrollarse y ampliarse en su ubicación actual y en nuevas áreas, y continuar siendo de este modo el sector económico básico de nuestra ciudad tal como lo ha sido siempre y como debe seguir siendo. Al mismo tiempo continuar creciendo en el sector servicios, tradicionalmente olvidado en nuestra estructura económica pero que ya nadie duda es en los países desarrollados uno de los más fuertes y también generador de empleo y riqueza. En nuestro caso siempre será complementario del sector industrial pero no por eso debe ser ni olvidado ni menospreciado sino muy al contrario potenciado y mimado pues prácticamente acaba de nacer, y es ahora como hicieron nuestros abuelos en el inicio del siglo XX con la implantación industrial, cuando debemos poner todo el empeño y cuidado para que nazca y se desarrolle con cimientos fuertes y sólidos, con respeto al medio ambiente y en los justos términos que nuestro entorno permite.. También el sector primario en nuestro extensísimo territorio (más de 580 kilómetros cuadrados) debe tener cabida como así se contempla en este Plan inicial.

El conjugar este equilibrio, perfilando las áreas de crecimiento residencial, turístico, industrial y agrícola y ganadero es la base fundamental de este Plan y que nadie dude que ese va a ser el resultado final. Tenemos suficiente territorio (esa es nuestra gran ventaja y hay que saber sacarle provecho) como para conseguirlo y además ese es el deseo no solo del equipo de gobierno y resto de concejales de nuestro Ayuntamiento sino de los ciudadanos y ciudadanas de Sabiñánigo.

No es tiempo pues, de plantear las alegaciones como alternativas crispadas a posibles carencias o errores del documento como algún Grupo Político, legítimamente por otra parte, ha pretendido, sino muy al contrario, considerar todas ellas como aportaciones positivas al Plan y trabajar conjuntamente para subsanar los errores que existan en el texto y de este modo mejorarlo. Dibujaremos un diseño de nuestra ciudad futura que contando siempre con la incertidumbre generada por el acelerado transcurrir de los acontecimientos que se da actualmente (¿ quién sinceramente podía prever hace 5 años que hoy en Sabiñánigo hubiera cuatro propuestas serias de campos de golf ?) nos pueda dar al menos las pautas de crecimiento en los próximos años.

Seguro que con la voluntad constructiva de todos y el trabajo serio y riguroso de los técnicos municipales y del equipo redactor, lo conseguiremos.

Sabiñánigo, 12 de Agosto de 2004.

Carlos Iglesias Estaun

Alcalde de Sabiñánigo

Comentarios