Nozaleza sigue invirtiendo en nieve comprando Boí Taull

2004081414nozaleda.jpg

Nozaleza sigue invirtiendo en nieve comprando Boí Taull La inmobiliaria madrileña Nozar firmó a finales de julio una opción de compra con el grupo asegurador Agrupació Mútua para hacerse con el paquete de control de la sociedad Boí Taüll, titular de la estación de esquí y del área hotelero-residencial aneja a las pistas según recoge el canal de nieve Nevasport. A través de su filial inmobiliaria Aisa y de Bankpyme (Banco de la Mediana y Pequeña Empresa), el grupo catalán posee el 79% de la compañía, una participación que considera no estratégicas. Agrupació Mútua desea concentrarse en el negocio asegurador y ha salido ya de empresas como Catalana d'Iniciatives e Intereconomía. Inversión de 50 millones

La opción de compra expirará a finales de octubre y afecta también a las acciones de algunos de los socios minoritarios de Boí Taüll. En cualquier caso, el objetivo de Nozar es hacerse con el 100% de la compañía. La operación tendrá para la inmobiliaria un coste aproximado de cincuenta millones de euros, incluyendo la deuda actual de Boí Taüll, según fuentes cercanas a las negociaciones. Un estudio de la consultora CB Richard Ellis valora el complejo en 54 millones de euros. Los planes de Nozar para Boí Taüll pasan por impulsar un importante desarrollo turístico en la zona, un proyecto para el que le será muy útil la experiencia adquirida en la reactivación del Balneario de Panticosa en el Pirineo de Huesca, que compró en 1999 y donde está realizando una inversión de 60 millones de euros. Además de la estación, el complejo Boí Taüll dispone de tres hoteles de dos y tres estrellas, un apartahotel y dos conjuntos residenciales. En la pasada temporada, las pistas vendieron 160.000 forfaits o pases para su utilización. En total, el área turística da empleo, en temporada alta, a unas trescientas personas. Boí Taüll perdió casi un millón de euros en el ejercicio cerrado en abril de 2003, frente a un resultado negativo de 2,87 millones en el anterior. En 2002-2003 sus ingresos rozaron los ocho millones de euros. Agrupació Mútua esperaba que la empresa dejara los números rojos el pasado ejercicio. Nozar quiere incorporar a la nueva Boí Taüll a otros operadores. En este sentido, la cadena hotelera Hesperia asumiría la explotación de los hoteles del complejo. Con 129 millones de euros de ventas en 2003, Nozar propiedad de la familia Nozaleda; se ha convertido en una de las inmobiliarias españolas más activas. Su última gran operación es la compra, en Madrid, del hotel Mindanao, para transformarlo en viviendas. Del Balneario de Panticosa al Valle de Boí Nozar quiere trasladar al Valle de Boí la experiencia adquirida en la reactivación del Balneario de Panticosa, que compró en 1999. La inmobiliaria desea incorporar al proyecto a otras empresas, como Hesperia, que asumiría la gestión de los hoteles.

Comentarios