Fin de semana de puertas abiertas en las excavaciones arqueológicas del castillo de Monzón

2004081402 castillo de monzón.jpg

Este año, la principal novedad del campo de trabajo que el Centro de Estudios de Monzón y Cinca Medio ha llevado a cabo en la ladera sur del castillo templario, es la jornada de puertas abiertas que se desarrolla este fin de semana de 11 a 13 horas, experiencia, con la que se pretende, según ha señalado Jaime Peralta, responsable del área de arqueología de Cehimo ?dar a conocer lo que se hace en el campo de trabajo y explicar los hallazgos de los últimos años?

La XXII Edición de la excavación arqueológica, que se ha desarrollado del 2 al 13 de Agosto y donde han participado alrededor de treinta voluntarios, ha servido para delimitar el perímetro total de la iglesia y constatar la existencia de dos templos de época diferente, uno de finales del siglo XI y, construido sobre éste, otro del siglo XIV. Además, se ha ampliado el perímetro del cementerio próximo a la iglesia donde se han encontrado algunas tumbas notables, se han hallado construcciones defensivas y han aparecido evidencias de un posible asentamiento musulmán.

A partir de ahora el trabajo va a consistir en un levantamiento topográfico de la excavación, clasificar y lavar el material hallado, inventariar, siglar, restaurar, realizar un informe y divulgarlo para que, según, Jaime Peralta, director de la excavación, ?pueda ser visitada y establecer puntos de información que permitan interpretar lo que se está viendo?

Además, se está pendiente de poder llevar a cabo alguna medida de protección y consolidación, que no cause impacto visual, para lo cual existen soluciones demasiado caras, por lo cual, sería necesario el apoyo de las instituciones a las que, Peralta ha señalado, ?hay que hacerles ver la rentabilidad de este entorno cuyo rendimiento social y cultural está desaprovechado?

Mientras tanto, este año, se va a establecer un vallado del perímetro, una señalización adecuada y una actuación, con materiales no agresivos, para consolidar y proteger los elementos más delicados aunque, lo ideal, sería poder contar con un equipo fijo de voluntarios que, de manera, habitual, llevara a cabo trabajos de mantenimiento.

Comentarios