Vandalismo tras la traca de fin de fiestas

2004081616 vandalismo.JPG

Varios establecimientos de la calle Almudévar de Huesca han sufrido esta noche los ataques de un grupo de vándalos que se han dedicado a tirar piedras a los cristales de los comercios. Algunos turismos también amanecían con las lunas rotas.

José María Borau, de transportes Borau, ha explicado que el año pasado actos vandálicos similares les produjeron pérdidas de un millón de pesetas. Este año, todavía no han echado cuentas, pero creen que los destrozos son similares o incluso superiores.

Desiderio Bage, de Construcciones metálicas Bage, admite que su establecimiento ha resultado menos afectado que el de sus vecinos Borau, pero que los desperfectos ascenderán a más de 100.000 de las antiguas pesetas. No puede acusar a nadie, pero se imagina quiénes han podido ser.

Los dueños de los establecimientos se quejan de que es una historia que se repite. Plantearon el problema a la concejal de fiestas, Teresa Sas, pero las soluciones planteadas no han tenido éxito.

Ya hablaron con la comisión de fiestas intentando buscar posibles soluciones al conflicto. A pesar de ello, el asunto es bastante complicado.

El concejal de seguridad Ciudadana Andrés Puyuelo, afirma que hubo presencia policial en la zona, aunque reconoce que ha habido algunos vacíos en los cambios de turno.

Han intentado buscar una alternativa privada para paliar estos actos vandálicos, pero ninguna empresa quiere hacerse responsable de los desperfectos ocasionados por las ?noches de los cristales rotos?.

Según uno de los afectados, entre los actos vandálicos se encuentra el haber ocasionado desperfectos en el cambio de agujas de la vía del tren. Como los maquinistas ya conocían la situación y estaban prevenidos de otros años, avanzaron despacio. Pero afirma que si los trenes hubieran avanzado a velocidad normal, con toda seguridad habrían descarrilado, ocasionando más desperfectos.

Comentarios