El arranque del curso político traerá el inicio de varias obras

2004081616 victor morlan.JPG

Ha sido fijado para el inicio del curso político el inicio de las obras o el impulso de las mismas referidas siempre a grandes proyectos de infraestructuras de los que está pendiente Huesca capital y el resto del Alto Aragón. Una de las principales reivindicaciones es la construcción de la autovía Pamplona-Huesca-Lérida. Así se lo han hecho saber durante las fiestas de San Lorenzo al número 2 del Ministerio de Fomento, es decir, al secretario de Estado de Infraestructuras, Víctor Morlán.

Lo hacía el presidente de la Diputación Provincial, Antonio Cosculluela, en el Día de los Ayuntamientos y de las Comarcas; así como el ex alcalde de Lérida y actual consejero de Agricultura del Gobierno catalán, Antoni Siurana. Éste último afirma que Lérida y Huesca tienen intereses comunes para reivindicar esta infraestructura.

Está previsto que el primer tramo de la autovía se comience a construir a la vuelta de las vacaciones de verano. Estamos hablando de la variante de Monzón, uno de los puntos que más problemas de circulación da en la provincia, siempre que se inicia una operación especial de tráfico.

Además, se quiere dar un impulso de las obras de construcción del aeropuerto de Monflorite-Alcalá, cuya primera piedra colocó en su día el por entonces ministro de Fomento, Francisco Álvarez Cascos. Víctor Morlán confirma que se va a seguir invirtiendo en la obra pero introduciendo modificaciones a la gestión, para lo que tendrá que establecerse un consenso entre instituciones y agentes socio-económicos.

La atención en Huesca está puesta también en la variante ferroviaria, que eliminará el paso de trenes por el casco urbano. A finales de agosto o a comienzos de septiembre se definirá en qué presupuesto se incluirá esta obra. Morlán anunciará si es en los Presupuestos Generales del Estado correspondientes al año 2005 o bien en los del ejercicio siguiente. Sí ratifica la intención del Ejecutivo central de concluir la obra o tenerla muy avanzada a finales de este mandato.

De cara al futuro habrá que estar atentos a la cumbre hispano-francesa que se celebrará antes de fin de año, porque se tendrán que sentar las bases sobre las que cimentar las expectativas de conexión transpirenaica por la provincia de Huesca.

En materia hídrica, se prevé retomar la construcción de la presa de Montearagón, en el río Flumen, y definir la cota de recrecimiento del embalse de Yesa. También se tendrá que buscar una salida a cuestiones como Santaliestra y Biscarrués, más tras las palabras de la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, en las que apuntaba que veía una difícil solución a ambos proyectos.

Comentarios