Élite-Sub’23, la delgada línea roja

Beatriz Bistué Garcés

De juveniles a profesionales en el ciclismo hay un gran salto por el que todo ciclista debe pasar, son las categorías élite sub?23 en la que deben demostrar su gran talento sobre la bicicleta, así como fuera de ella, a base de muchas horas de fuertes entrenamientos, una buena alimentación y con una preparación física y psicológica. En pocas ocasiones, un sub?23 accede a profesionales sin pasar por élite.

Los serrableses Dani López e Iván Monlat abandonaban el año pasado el club que les vio formarse como corredores, la Peña Ciclista Edelweiss para llegar a dos de los clubes más destacados en su categoría en el panorama nacional de este deporte, el Caja Rural para el primero y el Universidad Politécnica Valencia ? Sodexho para el segundo.

López venía de juveniles de conseguir importantísimos resultados como fue el segundo puesto en la Vuelta a Pamplona, la llamada ?Vuelta de los Profesionales? ronda de la que han salido corredores de la talla de Abraham Olano, Ángel Vicioso o Ibán Mayo o el triunfo en la Vuelta a la Sierra Norte de Madrid donde corrió cedido al Pikolinos, equipo que confió en él y depuso todas sus esperanzas para conseguir días después la victoria en la general.

En el caso de Monlat, gregario de lujo para López en sus años de juveniles, llegó al UPV-Sodexho con la ilusión de seguir corriendo y hacer un buen trabajo en su nuevo equipo. Comenzó la temporada con lesiones pero poco a poco se ha ido recuperando y ahora que se acerca el final del verano se muestra satisfecho por la labor realizada y sobretodo por lo que ha aprendido en esta nueva categoría.

Los dos serrableses comentan su estreno en sub?23: ?este primer año ha servido sobretodo para conocer la categoría, conocer los rivales donde lo que más nos ha sorprendido es ver cómo se disputan las carreras, porque aquí no se corre, se vuela?.

A sus 19 años Monlat y López tienen por delante cuatro años en sub?23 en los que esperan ?aprender más y luego ya se verá, pero ojalá consigamos algún triunfo; soñar es gratis, lo más importante sería ganar una prueba?.

Pero como ellos explican, todavía falta, porque esta categoría es esa delgada línea roja que te puede llevar al éxito total o dejarte atrás, como uno más en el inmenso pelotón. Iván comenta que espera continuar en sub?23 y después competir hasta los dos primeros años en élite. En ese momento decidirá si sigue o lo deja. Dani no pone ninguna fecha, él confía en sus posibilidades y no descarta llegar un día a ocupar un puesto entre los más destacados, pero añade ?esto sólo es un sueño?.

Sergio Cazcarro después de su paso por el Relax en sub?23 llegó esta temporada al Club Ciclista Oscense donde ha comenzado su primer año en élite. Comenta que ?no veo muchos cambios respecto al año pasado porque en casi todas las pruebas corremos las dos categorías juntas?. Sergio comenzó bien la temporada pero ?conforme avanzaba el curso se juntó con los estudios y bajé de rendimiento; ahora con el verano he vuelto a recuperarme y me encuentro mucho mejor?. En estos momentos, desde la categoría élite, se limitará a seguir compitiendo y disfrutar de la bicicleta hasta conseguir un día un éxito ganando alguna etapa o vuelta o por el contrario dejar este duro mundo del ciclismo.

Los tres corredores del Alto Gállego no olvidan la base de este deporte y envían un mensaje para los más pequeños, para las escuelas y cadetes de Sabiñánigo: ?lo más importante en estos años es disfrutar de la bicicleta y no obsesionarse con ella. En juveniles es realmente cuando hay que empezar a demostrar lo que llevas dentro?, comentaba Sergio Cazcarro. Añadía Dani López que ?sobretodo en los años de escuelas hay que aprender a ser ciclista sobre la bicicleta y fuera de ella contando siempre con el importante apoyo de la familia?.

Sabiñánigo y el Alto Gállego no puede dejar de lado a su deporte estrella, el ciclismo, que tantas satisfacciones ha dado a su población, como fue en años anteriores ver a Fernando Escartín ganando la etapa del Tour de Francia o a Maribel Moreno proclamándose campeona de Europa sub?23. Fueron años dorados para el ciclismo del Alto Gállego que ahora está en transición a la espera de que estos jóvenes, López, Monlat y Cazcarro saquen un día todo lo que llevan dentro, demuestren lo que valen y crucen esa delgada línea roja que les lleve a lo más alto.

Comentarios