Castillazuelo y Aragüesca abren escuelas. Torres de Alcanadre y Valdellou las cierran

2004082424 mariano buera.JPG

El curso escolar se inaugurará en la provincia de Huesca con la apertura de un nuevo aulario en el Sancho Ramírez de Huesca y con nuevos colegios en Castillazuelo y en Aragüesca. En el lado negativo, el cierre de los centros de Torres de Alcanadre y de Valdellou y el aula prefabricada del Juan XXIII de Huesca.

La principal inversión del departamento de Educación en la provincia de Huesca para el nuevo curso es el nuevo aulario del Sancho Ramírez. Son seis nuevas clases.

Además, la consejería de Educación ha participado, junto con la Diputación Provincial de Huesca y los ayuntamientos, en 40 pequeñas obras de colegios de localidades pequeñas. También están en marcha los trabajos de ampliación de un aula en el colegio Juan XIII, pero desde Educación calculan que esa obra no estará terminada hasta diciembre, por lo que los alumnos empezarán el curso en un aula prefabricada.

Por otro lado, este año abrirán sus puertas dos nuevos colegios en el Altoaragón: en Castillazuelo y en Aragüesa. Otras dos localidades dirán adiós a sus centros escolares: Torres de Alcanadre y Valdellou.

En estos momentos, se están adjudicando las rutas escolares que han sufrido alguna modificación porque el trayecto debe recoger a nuevos alumnos. El resto de las más de 130 rutas no han sufrido modificaciones con respecto al año pasado y también se han prorrogado los 16 convenios firmados con ayuntamientos, comarcas y Asociaciones de Padres de Alumnos.

Otro problema educativo es asumir la llegada continua de inmigrantes. El curso pasado terminó con unos 1.600 alumnos inmigrantes en la provincia de Huesca. Desde el departamento de Educación calcula que el próximo curso podría terminar con 2.000.

En Huesca, el Pío XII volverá a contar con un aula de inmersión lingüística, por tercer año consecutivo. Sin embargo, Mariano Buera reconoce que aunque se dé un tratamiento especial, no hay soluciones mágicas y que el problema va más allá de lo educativo.

Otro problema añadido del fenómeno de la inmigración es que aunque el reparto de alumnos inmigrantes es similar en toda la provincia, es desigual el origen de inmigrantes en cada zona. Así, en el Pirineo predominan inmigrantes de origen hispanoamericano, pero en el Somontano, Cinca Medio y Bajo Cinca se concentran inmigrantes de origen subsahariano y centroeuropeo.

Comentarios