Tres asociaciones se ofrecen para gestionar el Albergue Municipal de Transeúntes

2004082420 refugio.JPG

El futuro del Refugio Municipal de Huesca sigue siendo incierto, el Ayuntamiento de la ciudad todavía no ha decidido a quién va a atribuir la gestión. De momento, el consistorio está a la espera inmediata de recibir tres propuestas de diferentes organizaciones asociativas. Desde que los hermanos de San Juan de Dios decidiesen que iban a abandonar el refugio por falta de personal se han barajado varias posibilidades pero aún no hay nada seguro, lo que está claro es la continuidad del refugio.

Se prevé que sea el día 5 de septiembre cuando los religiosos abandonen definitivamente la capital oscense. Si los hermanos se marchan antes de lo esperado, en la Concejalía de Servicios Sociales del Ayuntamiento tienen pensadas dos posibilidades. La primera, aumentar la seguridad del refugio y cambiar el horario de los servicios de limpieza. La otra, dependería del número de transeúntes que hubiese en ese momento, de ser 2 ó 3 les trasladarían a una pensión y se aprovecharía para hacer una limpieza general del refugio.

Desde el Ayuntamiento reconocen como muy positiva la labor que los hermanos de San Juan de Dios han realizado durante tantos años al frente del albergue. Lo que ahora hace falta es un plan para seguir adelante con este refugio. Según la concejala Flor Ardanuy, lo que a ella le gustaría sería por ejemplo un miniapartamento para alojar a familias que están de paso, un refugio mejor organizado y donde dar cabida a mujeres y una habitación donde alojar indigentes en caso de necesidad o enfermedad.

En 2003 fueron casi 2000 transeúntes los que se alojaron en el Refugio Municipal. El perfil del usuario de este lugar es el de un hombre español, soltero, de entre 30 y 60 años y que ya ha utilizado el refugio en ocasiones anteriores.

Comentarios