Se usarán retardantes contra incendios forestales, una experiencia piloto

El Departamento de Medio Ambiente está desarrollando una experiencia piloto de utilización de materiales retardantes en la extinción de incendios forestales. La novedad que supone la Unidad RAF (Retardantes de Aplicación Forestal) es la adaptación de este sistema a un vehículo autobomba, que expulsa agua con retardante. La Unidad RAF está ubicada en Ejea de los Caballeros, y ya ha entrado en acción en algunos de los incendios forestales registrados este verano. El presupuesto de la iniciativa es de 126.200 euros, y se enmarca dentro de las mejoras incorporadas esta temporada por el Gobierno de Aragón en los medios de prevención y extinción de incendios forestales. El presupuesto total contra incendios forestales asciende a 18,5 millones de euros, un 50 por ciento más que el año pasado.

El uso de autobombas constituye un elemento básico en los trabajos de extinción de incendios forestales, ya que permite el acercamiento de gran cantidad de agua y útiles de extinción a poca distancia del fuego, lo que facilita el ataque directo e indirecto por parte de las cuadrillas forestales.

Para poner en funcionamiento este novedoso sistema de aplicación de retardantes en las labores de extinción, ha sido necesario disponer de los medios materiales y humanos, tales como un vehículo autobomba de 160-235 CV con el sistema RAF adaptado y con las características y material complementario siguientes: Cisterna de 3.000 litros, equipo de impulsión (que consta de bomba de presión capaz de lanzar 80-100 l/m a una presión máxima de unos 30 bares, toma de fuerza adosada a la caja de cambios y cañón de extinción con difusores), manguera y equipo necesario para realizar tendidos de manguera; producto retardante; y cisterna con capacidad de 5.000 litros para reabastecer de retardante al vehículo RAF a pie de monte para evitar desplazamientos. El personal está compuesto por un técnico coordinador, dos técnicos con experiencia en incendios forestales, dos conductores y dos ayudantes.

RETARDANTES

El retardante es un polifosfato amónico que, añadido al agua y mezclado adecuadamente, cambia las características del agua, de tal forma que al aplicar la mezcla de agua y retardante al terreno y la vegetación, el fuego detiene su avance de forma considerable. El retardante actúa en pirólisis, frenando e impidiendo la combustión. La proporción generalmente utilizada es de cuatro partes de agua y una de retardante.

El uso de retardantes posibilita una mayor cobertura y aprovechamiento del agua, especialmente sobre la vegetación ya que lleva elementos que se adhieren sobre ella. La eficacia que demuestran los retardantes en condiciones de escasez de agua, lo hacen muy indicado para el combate del incendio de modo indirecto, de este modo, optimiza en gran medida los medios que se utilizan en la extinción.

Comentarios