El lunes se retoman las negociaciones por la crisis de Alvisa

Después del período vacacional, la próxima semana se retoman las negociaciones en torno al futuro de la factoría Alvisa ubicada en la capital oscense y sobre la que pesa su inminente cierre parcial. Tras unas semanas de parón, Comité de Empresa y el grupo Prainsa vuelven a situar sobre la mesa el futuro de los trabajadores de la planta de Huesca. El encuentro se ha fijado para la tarde de este próximo lunes.

Los sindicatos volverán a negociar en una semana que consideran decisiva y en la que esperan que la empresa haga finalmente una propuesta solvente que, aseguran, hasta el momento aún se no ha hecho. José Valenzuela, representante de CCOO, reconoce que la negociación está complicada, aunque asegura que no quieren hablar de posible ruptura de negociaciones.

La intención de los sindicatos es retomar las negociaciones centrándose en dos aspectos: garantizar la continuidad laboral de los trabajadores que se queden en la planta de Huesca, y lograr que la empresa se haga cargo económicamente del desplazamiento diario de los que sean trasladados a Monzón, algo a lo que hasta el momento se ha negado.

Otro punto importante en las negociaciones son los trabajadores sobre los que pesa un proceso de extinción de empleo. Los sindicatos aseguran que en este aspecto el acercamiento de posturas es muy difícil: piden una indemnización por despido improcedente frente a los 20 días por año trabajado que propone la empresa.

Recordamos que hasta el momento Prainsa ha planteado la conservación en Huesca de una parte de la plantilla actual, en concreto 17 empleados; la recolocación en Monzón de un colectivo entre 40 y 43 trabajadores; y la extinción entre 23 y 26 contratos de trabajo. Este grupo argumenta que en los últimos cinco años se han creado más puestos de trabajo que los que se extinguen.

Comentarios