FERMA cierra sus puertas con las expectativas cumplidas

Los objetivos de rentabilidad para los expositores se han cumplido con creces, así como la afluencia de visitantes a lo largo de estos cuatro días, en los que han participado más de un centenar de expositores directos, distribuidos en una superficie de 17.000 metros cuadrados. Un balance positivo el que realiza el director de la XLIII edición de la Feria Regional de Barbastro, Ramón Bosch, que piensa continuar al frente del certamen al menos un año más.

Uno de los aspectos destacados en los que ha hecho especial hincapié el director de FERMA ha sido el comercial, ya que los expositores han salido contentos con las ventas realizadas en la feria. Éxito que se verá recompensado en la próxima edición con el regreso de muchos expositores que por primera vez han asistido al certamen.

Ramón Bosch asegura que se va a continuar trabajando en la misma línea de este año, en el que se ha conseguido consolidar el cambio de imagen de este certamen. ?Ha habido un cambio en la feria, que todos los expositores han visto y que desean se mantenga en las próximas ediciones, aunque siempre mejorando ciertos aspectos, como son los detalles de iluminación y megafonía?.

Cientos de visitantes se han acercado durante estos días hasta el recinto ferial para participar también en las diferentes jornadas técnicas que este año se han estructurado en tres apartados, dedicados al agricultor, a la ciudad de Teruel como Villa Invitada y a la Asociación de Ferias Aragonesas.

Certamen del que Bosch asegura haber aprendido mucho, destacando sobre todo la colaboración de todo el equipo que ha trabajado en la elaboración del mismo. Aunque, por otra parte, apuesta por la ampliación del comité directivo, ?ya que es un certamen que exige más participación ciudadana en los diferentes sectores, de forma que podamos hacer una feria todavía más asequible?.

Comentarios