Trabajo ha paralizado el expediente de regulación de empleo presentado por Lanipiel

2004090302 lanipiel.jpg

Es la Dirección General de Trabajo la que ha tomado esta decisión a la vista de que existen negociaciones entre la empresa y los trabajadores para que no cese la actividad como pretende la propiedad. Aunque desde el departamento de economía se han hecho propuestas concretas para dar una salida a la crisis la empresa ha hecho caso omiso a las mismas.

Es más, la única comunicación que ha existido después de la reunión que el Secretario General Técnico de la Consejería de Economía, Santiago Coello, celebró con la empresa, el Alcalde de la localidad y los trabajadores ha sido una llamada telefónica del primer edil de Gurrea de Gállego. Por tanto se puede decir que la empresa ha hecho oídos sordos ante las propuestas del Gobierno de Aragón.

Lanipiel presentó un expediente de regulación de empleo el pasado viernes en la Consejería de Economía, expediente que afectaría a la totalidad de la plantilla de la firma, sin embargo el Gobierno de Aragón ha decidido paralizar cautelarmente la tramitación del mismo, argumentando que hay vías de diálogo entre las partes afectadas por dicho expediente.

Economía va a esperar a ver si fructifican las negociaciones, si no tomará decisiones para que si hay cierre patronal, al menos, este tenga el menor impacto social posible.

De momento, el próximo lunes los trabajadores tienen previsto reunirse con la propiedad, ya que los encuentros celebrados hasta la fecha han sido con los representantes legales de esta. De hecho, tras la negociación de este jueves, los trabajadores exigen sentarse en la mesa con interlocutores que realmente puedan tomar decisiones.

Se van conociendo, por otra parte, más datos sobre la realidad de Lanipiel, una empresa de gran tradición en Gurrea que emplea a 60 trabajadores, la mayoría de ellos de la zona. En los últimos años la producción había caído hasta casi ser nula, por lo que la única salida era la puesta en marcha de un plan de inversiones que reflotara el proyecto. Al parecer, y según siempre los trabajadores, uno de los dos socios propietarios se ha echado atrás en las inversiones, por lo que el plan de inversiones no se ha llevado a cabo y la continuidad de Lanipiel está cada vez más en entredicho. La empresa sigue sin realizar declaración alguna.

Comentarios