La inmensidad de la soledad del ser humano a través de la obra de José Noguero

2004090303 José Noguero.jpg

El artista barbastrense José Noguero expone en la sala de exposiciones Francisco de Goya de la UNED hasta el próximo 2 de octubre. Una muestra de escultura y fotografía en la que trata de aproximarse al existencialismo, a través del cachalote, donde ?reivindica aquellos rasgos de singularidad que identifican a cada ser humano debatiéndose en desesperada soledad?. Un artista ?complejo y polivalente, a la vez que un dibujante sutil, cuyas obras provocan en el espectador un efecto trágico, opresivo, y a veces angustioso?.

Escultor, fotógrafo y pintor, José Noguero reside actualmente en Berlín, Alemania, donde continúa trabajando con diferentes estilos artísticos, aunque en estos momentos se centra principalmente en la escultura. Las obras expuestas en Barbastro, según explica Noguero, están realizadas con yeso, utilizando la técnica habitual de la escultura.

Ésta es la primera vez que José Noguero expone su obra en Barbastro. Artista que la directora de la sala de exposiciones, Mª Jesús Buil, define como una persona ?actual, a la vez que interesante?. A través de sus esculturas y fotografías, escenografías de las propias esculturas, deja patente ciertos rasgos metafísicos que sugieren preguntas complejas.

Un artista joven, ?comprometido con su tiempo, que desea abrirse camino en el mundo del arte. Y como buen dibujante, gran pintor y excelente escultor contemporáneo trata de responder a preguntas que van más allá de lo visible. Ahí es donde reside el verdadero arte?.

José Noguero nació en Barbastro en 1969. Realizó sus estudios académicos y formativos en las ciudades de Barcelona, Bristol y Ámsterdam. A lo largo de toda su trayectoria artística, este joven barbastrense ha realizado diferentes exposiciones individuales y colectivas, cuyas obras, muchas de ellas, se encuentran expuestas en colecciones del Museo de Arte Contemporáneo Reina Sofía, en Madrid, Investions Bank, en Berlín, así como en la DPH y en la Diputación General de Aragón.

Comentarios