A la espera de noticias en Luna, la dirección dice que no cierra

2004090707 luna interiorç.jpg

La dirección de Luna sigue negociando con la Seguridad Social la deuda contraída a lo largo de los últimos años, desde que Luna entrara en una crisis de la que no ha logrado salir. En la actualidad la empresa no está en su peor momento, ha señalado un responsable de la factoría y descarta un cierre a corto plazo.

Fue en 1992 cuando Luna paso por importantes dificultades, fruto de la crisis del metal que afectó a todo el país. Entonces presentó suspensión de pagos, pero el verdadero antes y después lo marca el bache del 95, cuando la factoría estuvo a punto de echar el cierre.

La deuda contraída con la seguridad social se sigue negociando. El cambio de gobierno ha supuesto un paréntesis de las negociaciones, pero ya se han vuelto a celebrar encuentros entre la empresa y la administración.

En las dos factoría de Luna, la de Huesca y la de Almudevar, trabajan 250 personas, de las que 70 son personal de oficina y 180 de taller.

El Comité de Empresa de Luna ha celebrado encuentros con el consistorio oscense para recabar informaciópn sobre lo que está ocurriendo con la fábrica. En el Ayuntamiento de Huesca hay preocupación, lo mismo que en el de Almudévar, cuya Alcaldesa, María Antonia Borderías, recordaba que muchas familias de esta población dependen del futuro de la firma de maquinaria.

En estos momentos Luna exporta sus productos en mercados como Brasil, en lo que se refiere a grúas, y a Italia, Polonia y Chile en lo que se refiere a la maquinaria que se produce en Almudévar.

Desde el 95 la empresa se encuentra en una situación de crisis continuada, aunque esta al corriente de pagos con los trabajadores. La deuda es con proveedores y, sobre todo, con la seguridad social.

El próximo 14 de septiembre está previsto que haya una junta de acreedores a celebrar en la DPH, aunque es posible que, finalmente, esta no se produzca y se utilice el procedimiento escrito que contempla también la normativa vigente.

Respecto al futuro de la empresa, este sigue siendo una incógnita. De momento, parece que se aleja el fantasma del cierre. Por otra parte se conoce desde hace tiempo la intención de una empresa estadounidense de adquirir la empresa, una operación que no se ha cerrado.

Luna forma parte de las pocas empresas del metal que superaron la crisis de los 90 en la que se perdieron en Huesca más de 1000 empleos. Además, se trata de una firma emblemática creada por la familia Luna que ha logrado exportar maquinaria a medio mundo.

Comentarios