España terminó sexta en el Mundial de Pesca

2004090707 pesca EQUIPO ESPAÑA 1.jpg

La Selección Española de Pesca a Mosca en su categoría absoluta a conseguido una brillante clasificación en el XXIV Campeonato del Mundo de Pesca a Mosca celebrado en Eslovaquia en la zona de LIPTOV-ORAVA durante los días 31 de agosto al 5 de septiembre y en los ríos Bela, Vat y Orava.

Ello, a pesar de que el campeonato se ha decidido por la pesca de una especie de pez no existente en España ?El Tímalo? (Thymalus thymalus) en eslovaco ?Lipen? y además por la de un ciprínido del río Orava el White fish (Leiciscus cephalus).

Participación muy numerosa con veintitrés países: Inglaterra, Australia, Bélgica, República Checa, Finlandia, Francia, Holanda, Italia, Japón, Canadá, Luxemburgo, Alemania, Noruega, Eslovaquia, Eslovenia, Polonia, Estados Unidos, Irlanda, Escocia, Gales, Nueva Zelanda, Portugal y España.

El equipo español se trasladó al escenario de competición el pasado 26 de agosto para tener unos pocos días previos de entrenamiento.Lo formaban los aragoneses José Israel Gracia y Santiago Punter deportistas, José Pablo Manau como capitán y Miguel Angel Zaborras como mánager, el castellano leonés José Miguel Matilla el catalán Fernando Prat, el navarro Josetxo Martínez y el vasco Aitor Urruzuno. Con la colaboración del joven y fenomenal guía de pesca de Liptovsky Mikulas ?Bladimir? que asesoró a los pescadores españoles en los días de entrenamiento y practicó con ellos la pesca para que así pudieran observar como se pescaban los tímalos y white fish, el seleccionado español realizó un gran trabajo de equipo y preparó las moscas con las que debía realizar la competición y que a la postre le darían un gran resultado. La pesca a ninfa iba a ser decisiva con moscas muy pequeñas en montajes de anzuelos del 18 y del 20.

El seleccionado español no desdeñó en ningún momento la pesca a mosca seca ya que se pudo comprobar que en determinados momentos del día tanto las truchas como los tímalos se cebaban y ello dio igualmente algunas alegrías a nuestra selección. La pesca mas utilizada fue con cañas de nueve y medio y diez pies, línea cuatro o cinco y el bajo con tres ninfas con cabeza dorada, la de punta con peso según caudal de agua, la del medio una verde oliva muy pequeña para el tímalo y la tercera una de oreja de libre para la trucha y según río se efectuaba algunas pequeñas modificaciones en el montaje y color.

Por lo general se tenía que pescar aguas abajo o frontalmente dejando derivar al estilo ?polaco?. El equipo español en momentos puntuales y en las zonas donde se presumía había mas trucha lo hacía pescando aguas arriba con ninfas o a seca con cola de seda y moscas color oliva en ?culo de pato? con unos brillos y en anzuelo del 18.

El ?white fish? había que pescarlo aguas abajo y con moscas ahogadas muy pequeñas.

Mal tiempo en los días previos a la competición lo que trastocó algo los planes del equipo español en los entrenamientos y bueno durante los días de competición.

Como anécdota en los entrenamientos ?Pepeís? clavo un Hucho de las de un metro de largo que tras mas de diez minutos de lucha partió el hilo ya que estaba pescando con hilo del catorce.

La Ceremonia de inauguración se vio totalmente deslucida por la gran cantidad de lluvia que cayó y que tuvieron que aguantar los equipos a la intemperie, lo que ocasiono malestar entre todas las Delegaciones por la falta de previsión de la organización. Mucho tuvieron que madrugar los deportistas que pescaban en el Orava, desayuno a las 5,30 horas de la mañana y la salida al escenario a las seis. Este río de una anchura media de 80m con poca trucha, iba a causar serias dificultades a casi todos los equipos, incluso en alguna fase hasta a los de casa (eslovacos, checos y polacos).

La competición constaba de seis pruebas. Tras la quinta, la clasificación se ajustó mucho España pasaba a la séptima posición empatada con Bélgica sexta a 182 puntos, Italia quinta estaba a 12 puntos, Polonia cuarta a 13, Francia tercera a 36. Aunque era difícil la medalla, se debía intentar, aunque tenía que salir la tarde redonda y se sabía que iba a ser muy complicado pues de los cuatro tramos que quedaban por pescar a España, tres habían dado muy pocas capturas y la misión parecía imposible. El pronóstico se cumplió pero a otros países también se le torcieron las cosas, caso de Polonia que no pudo con Francia e Italia que sucumbió en sus tramos, siendo una de las favoritas ya que el pasado año en los mismos escenarios se proclamó campeona de Europa de la modalidad.España en esta sexta fase hizo su peor puesto siendo 14ª con 31 piezas.

La misma la ganó Eslovaquia con 6 puntos en una actuación sensacional, segunda Polonia con 22 y tercera Francia con 27.

Tras las seis sesiones la clasificación final quedó:

Campeona del Mundo Eslovaquia con 120 puntos y 544 capturas.

Segunda República Checa con 123 puntos y 471 piezas.

Tercera Francia con 173 puntos y 455 piezas.

Cuarta Polonia con 190 puntos y 480 capturas.

Quinta Bélgica con 220 puntos y 339 piezas.

Sexta España con 235 puntos y 330 piezas.

En la clasificación individual recital de Eslovacos, Checos y Polacos.

Campeón del Mundo: Miroslav Antal de Eslovaquia con 36 puntos, 129 piezas y pieza mayor de 47,2 cm. Segundo: Kazimierz Szymala de Polonia con 37 puntos y 147 piezas.

Tercero: Daniel Svrcek de la R. Checa con 39 puntos y126 piezas. Catorce: José Miguel Matilla de España con 53 puntos y 99 piezas. Treinta y tres: Aitor Urruzuno con 68 puntos y 69 piezas. Treinta y seis: Josetxo Martínez con 71 puntos y 55 piezas. Cuarenta y cinco: José Israel Gracia con 78 puntos y 73 piezas. Setenta y seis: Santiago Punter con 92 puntos y 32 piezas (cuatro pruebas). Ciento trece: Fernando Prat con 126 puntos y 6 capturas (una sola prueba).

España en la entrega de medallas, distinciones y trofeos no se quedó sin premio ya que José Israel Gracia ?Pepeís? consiguió la pieza mayor del campeonato del mundo con una trucha arco iris de 57,2 cm, recibiendo dos preciosos obsequios-trofeos en este su gran año deportivo, que no podrá olvidar. Un mundial algo flojo en el aspecto organizativo con muchas lagunas en los marcajes de los escenarios, donde era dificultoso llegar a los tramos para los capitanes.

Escenarios entroncados en paisajes preciosos con abundante vegetación de ribera, con ríos de aguas algo contaminadas a excepción del Bela, río muy parecido a los del Pirineo español y de aguas cristalinas.

La Clausura resultó muy simple y poco brillante, el campeonato no pasara a la historia de los mejores, tras el celebrado en España el pasado año y recordado por las diferentes delegaciones que asistieron al mismo y que estaban en este de Eslovaquia; sin lugar a dudas el mejor mundial de los veinticuatro.

Muy buena actuación de España en un campeonato muy difícil dominado por los países con tímalos y en donde el equipo español salió con la cabeza alta de este mundial, demostrando que en estos momentos los pescadores españoles de alta competición de la Federación Española, están dentro de los mejores del mundo y España es considerada por el resto de las delegaciones como una de las potencias mundial de pesca a mosca en el momento actual.

Gran trabajo el realizado por los deportistas españoles en total sintonía de equipo antes y durante el campeonato y satisfacción en la delegación española por el trabajo bien hecho al que solo le faltó no encontrarse con los tres países ribereños reseñados en estado de gracia.

Comentarios