Cartas al director: El Ayuntamiento de Estopiñán retrocede a los años 60

Jaime Domingo, Hostal Rural de Estopiñán

Afirmar esto es valorar la actuación política del PP. No es esta mi intención. En municipios como el nuestro la ideología tiene poco peso a la hora de votar. Priman las personas y la declaración de intenciones que hacen cuando se presentan a comicios.

Os habla Jaime Domingo, director del hostal de Estopiñán, un establecimiento de propiedad municipal que nuestra empresa tiene arrendado y que, desde las pasadas elecciones, es víctima de un asedio por parte del alcalde quién, además de incumplir todas las promesas electorales, ha hecho y está haciendo lo indecible por tal de forzarnos a dejar la actividad.

Bastará con que os diga que el hostal no había sido dado de alta en Turismo a pesar de que ya hacía varios años que funcionaba. Esta irregularidad (grave cuando la propiedad es un ente de la administración), implica que los explotadores no puedan acceder a los canales de venta convencionales (Guía de turismo de Aragón, Turismo Verde, páginas web de prestigio, agencias de viaje, etc.).

Cuando notificamos al alcalde el problema la regularización documental, que puede resolverse en apenas unos días, se convirtió en un vía crucis en el que, de modo deliberado, se obstruía el correcto desenvolvimiento del alta. Tanto es así que fueron necesarios 15 meses. Ello nos ha ocasionado pérdidas cuantificables en 150.000 euros, aproximadamente. Nuestra estructura soporta cuatro empleados, su carga social, amén de unos gastos energéticos acordes con un edificio que cuenta con 11 habitaciones, cafetería, cocina y restaurante. Añadámosle que, sin resolver nada, absolutamente nada, nos aumentaron el alquiler que si es acorde con la finalidad del negocio, siempre y cuando éste se pueda desenvolver bajo los parámetros sectoriales a los que, lamentablemente no tendrá acceso hasta el año 2005.

Paralelamente a esta obstrucción, que tenemos documentada hasta la saciedad, se nos han puesto zancadillas de toda índole, solapadas con razonamientos inaceptables. Esto incluye el desvío de clientes a otros establecimientos de la zona, comentarios indebidos, mentiras respecto a las causas del enfrentamiento, etc. etc.

Bastaría con que echarais un vistazo a la correspondencia (toda registrada) que nos hemos visto obligados a sostener con el consistorio, casi siempre sin respuesta, para entender que algo oscuro se esconde detrás de tan lamentable actuación. Debo personalizar en la figura del alcalde porqué actúa, siempre, según se le antoja y hay demasiada debilidad, demasiados intereses, en el resto de concejales para pararle los pies. Estopiñán se está convirtiendo en un virreinato. Es una población que no va a ninguna parte porqué no existe proyecto alguno de desenvolvimiento.

Aguas contaminadas, una escuela sin futuro construida en contra de la voluntad de la D.G.A. (¿podrá el pueblo pagar esa factura?), extranjeros que, poco a poco, van abandonando la población al comprobar que su calidad de vida decrece. En apenas un año se nos han marchado dos familias y otras ya han puesto la proa hacia otras localidades adquiriendo ó alquilando viviendas mejores que las que Estopiñán les ofrece. El esfuerzo por traer juventud y niños realizado en los últimos años se está diluyendo en apenas unos meses.

Regreso al hostal. Hace unos meses el Heraldo de Aragón se hizo eco de nuestro proyecto de ser algo más que el bar de una población de ciento y pico de habitantes ó el posible alojamiento (subsiste el problema del alta), de los visitantes que pudieran llegar. Ofrecíamos actividades, coloquios, exposiciones, conciertos, cine...Solo necesitábamos que el consistorio nos echara una mano. No pedíamos dinero. Solo el soporte institucional. Quisimos empezar con un concierto de piano a cargo de una intérprete de altísimo nivel. Nos pusieron tantas pegas para la organización que tuvimos que desistir y negociarlo para el mes de Octubre con un municipio cercano. En Junio, para entretener al público infantil, contratamos al grupo SIDRAL y su espectáculo de títeres. Nadie del Ayuntamiento apareció en esa representación. No obstante, a los pocos días, en el diario Ribagorza se publicaba la noticia; y se publicaba dando a entender que era el Ayuntamiento quién había sufragado y organizado ese evento. Ni siquiera lo había visto.

Hemos hecho algunas llamadas anónimas a la oficina municipal, recabando información acerca de establecimientos hosteleros en la zona. Nos mandan a un hostal que se encuentra a 10 Kms. en el que el consistorio celebra todas sus comidas a pesar de que nuestro establecimiento se encuentra a 50 metros y es, además, el único del núcleo urbano. Curiosamente las empresas que trabajan para el Ayuntamiento también se desplazan 10 kms. a la hora de comer en lugar de optar por nuestra cocina que es reconocida por toda la comarca como muy digna. Son muchas las cosas que caben en este saco de intencionalidad que lleva el Sr. Alcalde en sus espaldas. Tanto es así que se está constituyendo una plataforma de vecinos que quiere pedir explicaciones acerca de todas las cosas que suceden en Estopiñán del Castillo desde Mayo de 2003.

Pueblos como el nuestro no suelen ser demasiado comerciales a la hora de convertirse en noticia. Pongo toda mi fe en vuestra cadena porqué se que sois de otro talante.

Comentarios