Cartas al director: Transporte sanitario

UGT Huesca, Comité de Empresa ambulancias San Jorge

Desde el Comité de Empresa de Ambulancias San Jorge nos hemos visto en la obligación de responder mediante estas líneas a Emilio García Arias, presidente de ATRANSAR (asociación de transporte sanitario de Aragón y Rioja), debido a que el señor García niega que las deficiencias en el transporte sanitario provincial denunciadas por nosotros y los sindicatos U.G.T. y C.C.O.O. sean ciertas.

Desde el Comité de Empresa creemos que antes de negar las deficiencias denunciadas por nosotros e incluso antes de calificar el servicio que la Ambulancia Azul (empresa adjudicataria del transporte sanitario en la provincia de Huesca) da, como uno de los de mayor calidad de todo el país, antes señor García, usted debería explicar a todos los aragoneses que además de ser presidente de ATRANSAR es usted el consejero delegado de La Ambulancia Azul, por tanto es el NÚMERO UNO de esta empresa.

Por eso consideramos cuando menos muy poco ético, el que utilizando otras siglas que no son las de la Ambulancia Azul, niegue usted las deficiencias denunciadas por nosotros hace dos meses.

Por eso señor García desde el Comité de Empresa le invitamos a que niegue como Consejero Delegado del Grupo Ambulancia Azul la persistencia de la mayoría de deficiencias denunciadas en su momento por nosotros. Niegue por ejemplo que algunos coches UVI (el de Barbastro) siguen sin contar con servicio de enfermería, niegue que alguno de estos coches incumple el pliego de prescripciones técnicas en más de 60 puntos, niegue también que alguno de estos coches se ha tenido que desactivar un fin de semana entero por la falta de medico o por la incapacidad física de este, también puede usted negar que la mayoría de las ambulancias convencionales circulan sin el técnico, únicamente tripuladas por el conductor, puestos a negar, niegue que la gran mayoría de ambulancias convencionales desarrollan su trabajo gracias a que los conductores ponen a disposición de la empresa sus propios teléfonos móviles y no deje de negar que todos los coches de Soporte Vital Básico de la provincia están cubiertos solo con dos conductores y por tanto estos no pueden realizar los descansos estipulados en la Ley, en un homenaje al sin sentido y a la temeridad en época vacacional estos coches los cubre el mismo conductor 15 días seguidos, tampoco se olvide de negar la presión a la que están sometiendo a los integrantes del comité de Empresa al amenazar con degradarles de puesto o al no satisfacer el pago completo de sus honorarios.

Todas estas deficiencias ya fueron denunciadas a finales del mes de Julio y a día de hoy siguen lejos de encontrar solución, porque no parece que haya ninguna voluntad ni por parte de la Empresa ni por parte de la Administración, que parece cerrar los ojos a una realidad que afecta potencialmente a todo el pueblo aragonés. Por eso desde aquí también queremos apelar al pasotismo con que el Gobierno de Aragón está afrontando el problema, no puede salir el Director de Planificación Don Manuel García Encabo y asegurar en la prensa que La Ambulancia Azul cumple con el concierto pactado con el Gobierno en un 99%. Señor García Encabo, o está usted muy mal informado o no tiene interés en informar correctamente a los aragoneses, en el primero de los casos nosotros nos ofrecemos a informarle, ayudarle y asesorarle en todo lo que atañe a este tema, en el segundo de los casos será la realidad la que acabara llamando a la puerta de casa de todos los aragoneses y esperamos que también a las puertas de su conciencia.

La solución a todos estos problemas es sencilla, La Ambulancia Azul solo tiene que aplicar lo que dice el Convenio y el Concierto, y el gobierno de Aragón solo tiene que asegurarse de que lo hacen de verdad y no solo de palabra, de esta forma podrán salir los dos señores García y gritar a los cuatro vientos que el transporte sanitario en Aragón es uno de los mejores de España. Pero de momento es a nosotros a los que nos toca salir y denunciar la pésima calidad y el bajísimo nivel de cumplimiento de sus compromisos que hace la Empresa y la poca labor de vigilancia y control que está haciendo el Gobierno aragonés.

Comentarios