Cartas al director: Rectifique señor Alcalde

Trini Rincón. Responsable de política municipal de Izquierda Unida de Huesca

Parece que a estas alturas del debate las posiciones ya están claras. Hubo un Alcalde de Huesca en la época franquista que gestionó la realización del parque Miguel Servet, y ahora hay otro, Juancarlista de pasado republicano, que le quiere hacer un monumento. Es más, el actual Alcalde, elegido por sufragio universal, encabezó la lista del PSOE, partido que prohibieron los franquistas y del que fusilaron a muchos de sus militantes, seguramente a muchos padres, tíos y abuelos de los que hace un poco más de un año votaron por el Sr. Elboj. Y ya se ha dicho todo: ?a nadie obligaban a ser Alcalde en los tiempos de Franco?, ?hubo críticas a la gestión del parque? o ?hay otros personajes de más reconocido prestigio, como Ramón Acín que merece más esa distinción?. Por no decir que Vicente Campo fue también concejal en la dictadura de Primo de Rivera (claro, allí el PSOE participó en el Gobierno del General).

Y en todo el debate público, los apoyos del Alcalde vienen de la derecha militar retirada (entiéndase los militares del ejército franquista que sustentaron al dictador) mientras que las críticas a la surrealista idea vienen de la izquierda y del mundo de la cultura y la universidad.

Por todo ello, insisto, las posiciones ya están claras. O bien el Alcalde rectifica y se olvida de hacer un homenaje a un franquista o bien persiste en su idea y anuncia, como nos tiene acostumbrados en una gran rueda de prensa-mitin, al autor de la estatua y la fecha de su inauguración (por Dios, que no sea el 18 de julio aniversario de la sublevación fascista)

Comentarios