La Guardia Civil localiza a tres furtivos en las proximidades de Montanuy

Con éste último caso, son la ocho los furtivos localizados desde que comenzó el operativo de servicios desarrollado para luchar contra esta práctica. La subdelegación del gobierno en Huesca ha dado a conocer este viernes el proceso y actuaciones realizadas recientemente.

El Operativo de Servicios de lucha contra el furtivismo en el Alto Aragón por la Comandancia de la Guardia Civil de Huesca, continua dando excelentes resultados. Sobre las 1,30 horas del pasado día 3 una patrulla del servicio rural del Puesto de Benasque que se encontraba efectuando un apostadero inmerso en el operativo citado, observó cómo por una pista del monte perteneciente al término municipal de Montanuy (Huesca), un vehículo todo terreno marca Nissan, modelo Patrol, circulaba muy despacio enfocando al margen derecho en sentido de la marcha.

La patrulla citada, procedió a seguir al vehículo hasta situarse a su altura logrando detenerlo, mientras que por la Central COS ya se había coordinado el despliegue de otras patrullas creando un cerco para evitar su huída.

Una vez detenido el vehículo, ocupado por tres personas, se pudo observar en su interior un foco enchufado al encendedor del vehículo, dos hachas de despiece y bolsas de plástico de grandes dimensiones para el transporte de piezas de caza.

Ante los evidentes signos de la práctica furtiva de caza mayor, se procedió por parte de los agentes al reconocimiento de la zona, al objeto de encontrar una posible arma que hubiese podido ser arrojada por la ventanilla.

Finalmente, y tras una hora de búsqueda en un barranco con tupida vegetación cercano al Río Baliera y a unos seis metros de la pista, se encontró una escopeta dispuesta para su uso, cargada con una bala y una posta (munición prohibida) en la recámara, propiedad del copiloto, vecino de Las Paules (Huesca).

En el momento de ser interceptado por la Patrulla de la uardia Civil, los furtivos no habían abatido todavía ninguna pieza. El lugar donde fueron sorprendidos los individuos citados anteriormente, está poblado por numerosos ejemplares de Sarrio, Jabalí y Corzo, pudiendo ser cualquiera de estas especies el objeto de su actividad cinegética ilegal.

Las armas y los efectos utilizados para la comisión de la actividad cinegética furtiva, fueron decomisados y depositados en dependencias oficiales a disposición de la Autoridad Administrativa.

A los cazadores furtivos, citados en líneas anteriores, se les interpusieron cuatro denuncias a la Ley 5/2002 de Caza en Aragón por cazar desde un vehículo por la noche con auxilio de un foco, cazar en época de veda careciendo de autorización, cazar con munición prohibida y cazar en zona de seguridad. Igualmente se les impusieron tres denuncias al Real Decreto 137/93 del Reglamento de Armas, bajo los conceptos de portar un arma con omisión de las medidas obligatorias para garantizar la seguridad de las personas, desenfundada y dispuesta para su uso, negligencia en la custodia de las armas y entorpecer las labores de búsqueda de los agentes.

Con este último caso, son ya ocho los furtivos capturados por las distintas unidades de la Comandancia de la Guardia Civil de Huesca en el alto Aragón, desde que comenzó la ejecución del Operativo de Servicios desarrollado para la lucha contra la práctica del furtivismo en la provincia de Huesca.

Comentarios