El grupo Marea presentará en el Jai ALAI su último trabajo

2004091313 marea.jpg

Marea, grupo de rockc navarro, presentará su último disco ? 28000 Puñaladas? en el salón Jai ALAI de la Peña Alegria Laurentina.

Marea es una de las bandas que mayor expectación ha levantado en los últimos años tanto entre el público como entre los medios especializados; el grupo, radicado en Pamplona comenzó su singladura el 24 de Diciembre de 1997 y actualmente continúa integrado por los mismos componentes: Kutxi Romero, de profesión, bandolero, a la voz, Alén Ayerdi a la batería y a los coros, Eduardo Beaumont, más conocido como ?el Piñas? al bajo y César Ramallo y el maestro Kolibrí Díaz a las guitarras; la banda cuenta con tres discos en el mercado: ?La Patera? (RCA, 1999), ?Revolcón? (GOR, 2000) y ?Besos de perro? (DRO EAST WEST, 2002); ahora salta de nuevo a primera línea debido a la publicación por DRO EAST WEST de 28.000 Puñaladas, su cuarto CD, un álbum en el que en líneas generales Marea continúa sonando a Marea: a la banda de acusada personalidad que es, a formación capacitada como pocas para plasmar sensaciones y transmitir emociones dándoles forma de canción.

El disco fue grabado y mezclado por Aitor Ariño y Kolibrí Díaz en los estudios Lorentzo Records de Berriz (Bizkaia) durante los meses de Diciembre, Enero y Febrero de 2003 y 2004, encargándose además Aitor de las labores de masterización, realizadas en los mismos estudios. De la producción del álbum se ha encargado por vez primera el ya citado Kolibrí; once canciones lo integran: La rueca, A caballo, Virgen del Fracaso, Con la camisa rota, Latido jondo, El hijo de la Inés, Dos alpargatas, Como los trileros, Ciudad de los gitanos ? basada en el poema de Federico García Lorca titulado Romance de la Guardia Civil Española - Al culo de una lombriz y Que se joda el viento; por otra parte cabe señalar que el trabajo, además de en formato normal, verá la luz en formato digipack, el cual incluirá un DVD de 55 minutos de duración con siete de las composiciones interpretadas el 28 de Diciembre de 2002 en la sala Artsaia con motivo del último concierto de la gira de ?Besos de perro?, así como los videoclips de A la mierda primavera, El rastro y La rueca.

Se dice que tras la tempestad viene la calma; pues bien, después de ofrecer alrededor de noventa conciertos en su última gira, superar las 50.000 copias vendidas de su anterior trabajo y permanecer durante la temporada del 2003 en sus cuarteles de invierno, tras un año de calma, de retirada voluntaria de la escena, a una con la primavera de 2004 los Marea ya están de vuelta, y vuelven de la mejor forma posible: tomándole el pulso a la vida con un soberbio disco bajo el brazo; sí, a la vida, porque eso es lo que late en él: vida. Mas ¿qué ha hecho la banda en este tiempo? No, no se han dormido en los laureles; tampoco han estado saboreando las mieles del triunfo ni oyendo cantos de sirena. Para nada. Ni en su día los oyeron ni lo han hecho ahora; si acaso, durante la grabación de este CD escucharon los del Camarón - tan presentes siempre en el trasfondo de la banda - y los de Rosendo Mercado, quien aportó su inconfundible voz en Al culo de una lombriz y Manolillo Chinato, que recita en Como los trileros un poema extraído de su libro ?Amor, Rebeldía, Libertad y Sangre?, tema en el que también cantaron Martín Romero y Domingo Calzado; además, dentro de este apartado de colaboraciones, citaremos a Javier Navascués, que tocó el piano y el Hammond en El hijo de la Inés y en Latido jondo, a Bea y Álvaro Díaz que en ese mismo tema hicieron sonar saxofones, trompetas y tubas y a Arantza Mendoza y Gino Pavone, que terminaron de aderezar el contenido haciendo a lo largo del álbum coros y percusiones respectivamente.

En resumidas cuentas: que en estos tiempos de refritos, precocinados y congelados los Marea, tras tomarse el tiempo necesario para ello, han vuelto a hornear un gran CD, una nueva colección de canciones creadas a fuego lento, con la cabeza fría y el corazón caliente, como se hacen estas cosas. Una selección de temas llenos de rock bandolero y pirata, de un rock agreste y felino en cualquier caso que de la mano de la rasgada voz de Kutxi tan pronto te araña como te acaricia el alma. De música con sello e identidad propia que late por sí misma más allá de los tiempos y las modas.

El título del álbum, 28.000 Puñaladas, hace referencia a la vida del ser humano y a sus circunstancias, a la duración media de la vida, de esa sucesión de noches, días... y algo más que hace que la de cada cual sea única e irrepetible... pero con un denominador común: las puñaladas. El sufrimiento del día a día. 28.000, he aquí la cifra, el número de los días y de las cruces que puede llegar a cargar una persona, de las puñaladas que en el devenir diario puede recibir más allá de lo que salta a la vista de los demás, como bien ha reflejado Ramone en la portada. Porque aquello que más duele es lo que no se ve. 28.000 Puñaladas: He aquí de la mano de estas canciones la banda sonora de la vida, de nuestras vidas. De ellas y sus puñaladas, la misma cosa. Porque eso es la vida nos vaya como nos vaya: Una suma de días y puñales que poco a poco nos consume a partes iguales.

Y poco más: constatar que Marea, que esta peculiar Marea de rock y poesía continúa siendo alta y que de la mano de este álbum seguirá subiendo, sin duda; que pese al influjo del sol y de la luna sólo sigue conociendo el pleamar. La bajamar, de momento, tendrá que esperar.

Comentarios