Cartas al director: Multiusos

J.O.

No es una prioridad, en absoluto. El Multiusos se ha convertido en un arma arrojadiza entre los grupos políticos del Ayuntamiento, pero no existe ningún programa acerca de los usos a los que se destinará. Quien está en la oposición lo reclama pero no aporta datos, ideas,..., concretas que motiven su construcción. El equipo de gobierno asume como urgente su realización pero a día de hoy no ha aportado detalle alguno de lo que piensa hacer con dicha instalación, trata de subirse al carro de las demandas de la oposición para acallar sus críticas y a la vez trata de realizar una obra "emblemática", de las que se ven (no como el colector, la canalización de la traída de aguas desde Vadiello a Huesca,...), algo que sea fácilmente vendible como ejemplo de inversión en la ciudad en el presente mandato.

Sin embargo, nadie habla de lo que costará el mantenimiento de una obra de más de 12 millones de euros (alrededor de 600.000 ? al año), coste que habrá que sufragar incrementando la presión fiscal a los ciudadanos de Huesca, probablemente en el primer año del mandato siguiente, a similitud de lo que ha ocurrido en el presente. Además, los supuestos beneficiarios no serán tantos (comercio, hostelería), sectores que demandan ostensiblemente la realización de esta infraestructura para beneficiarse de la misma pero que a la hora de sufragar los gastos de la misma no aportarán más que los demás ciudadanos.

¿Cuántos congresos, conferencias, simposiums,..., de más de 400 ó 500 participantes (eventos que sí pueden realizarse actualmente en nuestra ciudad) vendrán a Huesca? ¿4, 5, 6? ¿Es que las ciudades en donde estos eventos para, por ejemplo, 1000 personas, van a dejar llevárselos? ¿Alguién ha aportado algún evento concreto que se realizará en Huesca con la construcción de esa macroinstalación?

Me parece que el tema es un ejemplo más de la sinrazón que en ocasiones mueve a quienes nos gobiernan. Lo único que les vale a unos es atacar, con sentido o sin él, a quienes están en el poder, y a los que están en el mando perpetuarse en él, y para ello hay que decir sí a todo cueste lo que cueste, siempre pensando en lo que dicen de nosotros los medios de comunicación más que en lo que en realidad interesa a la ciudad y a sus ciudadanos.

Comentarios